La actriz que dio vida a la Princesa Leia de la saga Star Wars, falleció a bordo de un avión.

A los 60 años de edad falleció la actriz, escritora y productora Carrie Fisher este 27 de diciembre a bordo de un avión mientras viajaba de Londres a Los Ángeles cuando tuvo un infarto. Fue atendida por el personal en el vuelo, pero todo fue inútil.

Al momento de llegar a Los Ángeles, fue trasladada al centro médico de la Universidad de California en Los Ángeles donde, según informes de Los Angeles Times, a su arribo se encontraba ya en estado crítico. Aunque durante la tarde AP reportó que estaba estable, Variety confirmó con su hermano, Todd Fisher, que la situación seguía siendo crítica.

Hija de del cantante Eddie Fisher y la actriz Debbie Reynolds, Carrie Fisher creció rodeada de la fama y fortuna de Hollywood. A los dos años, su padre abandonó la familia para tener una relación con Elizabeth Taylor, quien era amiga cercana de su mamá.

A los 15 años se dio a conocer gracias a un pequeño papel en la película Shampoo (1975), pero el boom en su carrera se dio con Star Wars: A New Hope (1977), primera entrega de la saga que la consolidó como un ícono cultural.

Su personaje, una princesa rebelde y empoderada, fue pieza central en las siguientes películas, The Empire Strikes Back (1980) y Return of the Jedi (1983). Leia Organa, princesa en exilio de un planeta pacífico, lidera una rebelión contra un autoritario y asesino Imperio Galáctico, encabezado por la icónica figura de Darth Vader. En compañía de Luke Skywalker (Mark Hamill) y Han Solo (Harrison Ford), combate contra el Imperio y procura restaurar la paz en la galaxia.

Descanse en paz Carrie Fisher, la inolvidable Princesa Leia.