Las personas sufrían derrames cerebrales, infartos, epilepsia, invalidez de piernas o simple agotamiento a causa de esta enfermedad.

El baile es aquello que hace el cuerpo cuando fluye. Lo que se antoja cada sábado por la noche, con unas copas encima y una chica a la que buscas impresionar a partir de los pasos más viriles de tu repertorio sacado de tutoriales de YouTube. Sin embargo, por impresionante que parezca, hubo un tiempo en que bailar era considerado una enfermedad que podría llevarte a la muerte.

La coreomanía o enfermedad del baile era considerado como un trastorno mental. Los síntomas de este no eran del todo claros, simplemente la gente se ponía a bailar de la nada hasta llegar a consecuencias tales como derrames cerebrales, infartos, epilepsia, invalidez de piernas o, en el mejor de los casos, simple agotamiento.

A lo largo de la historia está “enfermedad” ha causado varias masacres; uno de los episodios de coreomanía mas importantes, por no decir mejor documentados, fue el de la Epidemia del Baile de 1518 – mucho antes de que tus abuelos fueran espermatozoides -.

Sucedió en Estrasburgo, en la France (Francia), cuando una mujer de nombre Frau Troffea, se puso a bailar, repentinamente, durante 4 ó 6 días en las afueras de la catedral de San Vito. A lo largo de su baile se le unieron otras 33 personas y éstas, a su vez, continuaron moviendo el esqueleto a pesar de que Frau se había regresado a su cantón.

Un mes después había 400 personas bailando juntas. El problema no era en el baile, era en el hecho de que las personas dejaban de comer, incluso de dormir por bailar, y eran más y más las muertes causadas por lo que después denominaron como “peste del baile”.

Las Teorías: ¿Por qué la gente bailaba extasiada durante días hasta morir?

Teoría #1: Inicialmente los religiosos creyeron, por el simple hecho de que la coreomanía  se manifestaba siempre en las catedrales de San Vito, que este fenómeno se debía a una maldición de San Juan Bautista. Ellos (los beatos) nombraron entonces a la maldición como la “Danza de San Vito” o “El Baile de San Juan”.

Teoría #2: Otros atribuyeron el fenómeno al tarantismo. El tarantismo era en la antigüedad un problema adquirido por el veneno de la picadura de escorpión o tarántula. Tomando en cuenta la diferencia de siglos, quienes apostaban por esta teoría explicaban que el baile evitaba infectarse del virus. Al poco tiempo lo que comenzó como un hecho extraño, ya tenía músicos en vivo y todo el rollo.

Teoría #3: Llego también a pensarse que se trataba de una histeria colectiva posterior a la peste negra, que había terminado casi 80 años atrás, por lo que esta teoría es la menos probable.

Teoría #4: En épocas más contemporáneas, la teoría más aceptada ha sido el que posiblemente la famosa Plaga de Baile de 1518, fue provocada por personas que estaban bajo efectos del ergot. El ergot o cornezuelo -conocida por la jerga de la biología como claviceps purpurea del reino fungi- es un hongo que invadía los sembradíos de cereal, principalmente del centeno, y en ocasiones del  trigo o la cebada. De este hongo se extraen diferentes químicos, entre ellos la dietilamina de ácido lisérgico, mejor conocida por el mundo entero como LSD, cuadros, trippys, ácidos, ajos, aceites, en fin, me han contado que tiene varios nombres…

…Expertos afirman que, quizá, los rudimentarios métodos de plaguicidas no eliminaban por completo el cornezuelo, provocando que al procesarlo, en harina u otro producto, la población se diera un viaje de aquellos. Evidentemente, tampoco tenían conocimiento de los efectos de este hongo, por lo que tampoco administraban sus dosis, y entonces ponían a bailar hasta morir.

Así es como la ciencia supone que antes de la NASA viajaban los mortales a la luna. ¿Con que teoría te quedas tú? ¿Apoco pensabas que era una enfermedad de verdad? Obviamente no, bailar es bueno para el cuerpo, el baile es vida.

Tags: ,

Related Article