La obra más importante de la literatura en español después de El Quijote, Cien Años de Soledad, lanzará una versión ilustrada para festejar 50 años.


Cien Años de Soledad

“Cien Años de Soledad”, Editorial Planeta.

La obra más reconocida y aclamada del periodista y escritor Gabriel García Márquez, está cumpliendo medio siglo, y Grupo Planeta, quien se encarga de distribuir el sello Diana, tiene mucho por festejarle a ésta; la obra considerada como la más importante de la literatura en español, después de El Quijote.

Entre sus celebraciones, se encuentra el relanzamiento de una versión ilustrada de Cien Años de Soledad, la cual cuenta con la participación de la artista plástica chilena Luisa Rivera, quien no solo aportará a esta versión sus ilustraciones, sino también los adornos de las letras capitulares.

Para esta edición limitada a 4,000 ejemplares en su edición de tapa dura, fue también creada e implementada la tipografía Enrico, misma que corrió a cargo del hijo del autor, Gonzalo García Barcha. Este lanzamiento contara igual con una edición rustica, igualmente limitada, pero con un tiraje mucho mayor.

Así que, si tu falta de imaginación no te permite visualizar el mundo de la familia Buendía,  ya la vas a tener masticada y en la boca. O bien, si eres de esos que no abre un libro en todo el año y gusta de subir fotos a Facebook de ejemplares de los cuales solo te chutas el prólogo para sentirte intelectual, cuando en tu vida has leído los poemas de Roberto León Santander, el cual, por cierto, es tan famoso que tiene que dar clases de filosofía y hierbas en el Bachilleres 4 de Culhuacán, probablemente ya no te dé tanta flojera leerte la obra de este premio nobel.

Ahora bien, si eres la maestra de español más odiada de la secundaria, compra el libro ilustrado, igual tus alumnos tendrán hueva de leer por obligación, pero será más fácil convencerlos nomás por tener dibujitos.

Y no malentiendan lo que digo, en realidad, creo que es una buena idea ponerle dibujos a libros como este, ya que, para bien o para mal, es la manera más viable de guiñar el ojo a las nuevas generaciones que, por vagas o por huevonas, necesitan conocer la verdadera literatura en tiempos de emojis.

Tags: , ,
Melómano por herencia; bailarín frustrado y con dos pies izquierdos; un vago sin remedio; escritor de dudosa calidad; redactor que olvida comas y acentos; baterista hasta cuatro compases; poetastro (de esos que apestan); cantante de regadera; director de cine y teatro en sus sueños; Pero eso si, a toda madre el vato.

Related Article