Cine lookingbackero: El Viaje

El Viaje

Si no sabes qué quieres de tu vida terminas haciendo lo que quieren tus viejos. No tengo un mango, pero tengo tiempo, y como buen latinoamericano, me voy.


Soledad Alfaro y Walter Quiroz, protagonistas de “El Viaje”. Foto: Cinesur.

Recientemente mi querida Lucy (saludos, Lu), me ha recomendado una película que me ha gustado de una manera tan fuerte, que me he decidido por inaugurar esta sección de Cine Lookingbackero. Evitaré divagar demasiado.

“El Viaje”, es una cinta de 1992, escrita, producida y dirigida por Fernando Solanas, cuyo género queda a elección del espectador, pero que, según los expertos, puede etiquetarse como un Road Movie de Drama y Critica Social.

Su historia se desarrolla en torno a la vida de Martín, un chico de 17 años que vive en el extremo sur de la Argentina, y cuyas tensiones en su relación hacía con su padrastro y un noviazgo fallido, le orillan a tomar una decisión que cambiara su vida: Salirse de casa sin avisar en busca de su padre, un antropólogo que, como buen padre, le abandono yéndose a por los cigarros y nomás nunca volvió. El único testigo de las peripecias que le llevan de Ushuaia a Oaxaca, es su bicicleta, quien le acompaña en el frío, el hambre y el robo.

El filme es protagonizado por Walter Quiroz y cuenta en su reparto con las participaciones de Dominique Sanda, Franklin Caicedo,  Ricardo Bartis, Carlos Carella, Justo Martínez, Chiquinho Brandao, Soledad Alfaro, Marc Bernan,  Ángela Correa, Cristina Becerra, Cristina Banegas y un joven de larga melena llamado Fito Páez.

Mis partes favoritas son aquellas escenas donde aparece el pintoresco chofer Américo, pero, si en algún momento podemos verla  desde otra perspectiva, la historia también nos cuenta la vida del corrupto Dr. Rana, haciendo presente una crítica social anacrónica, que se mantiene vigente en muchos países de Latinoamérica, no diré cuales para no andar chairo… ¡Achuu! (Peña Nieto, Maduro, Awada, entre otros tantos).

En fin, aunque lo más que logró “académicamente” la cinta fue una mención honorifica por el jurado del Cannes en el 92 y el premio a mejor fotografía por el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano en la Habana, Cuba, el mismo año; creo yo, y como siempre lo he dicho, hay buen material no tan reconocido y digno de ser admirado siempre, solo hay que saber dónde se esconde.

Si quieres hacerte unas palomitas y chutarte la peli, aquí mismo te la dejo.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario