El día de la Candelaria y la costumbre de los tamales

tamales

El día de la Candelaria es una fiesta religiosa de la iglesia católica, pero en México es el día más perfecto para atascarnos de tamales. ¡Adiós dieta!

Uno de los errores más comunes que cometemos en año nuevo es hacer doce promesas de las que bien sabemos solo cumpliremos una o dos, que si este año pago el adeudo del Elektra, que si este año prometo dejar de fumar, y la más chula de todas, que si la última y nos vamos. Sin embargo de todas la primera que rompemos es la de la dieta, y como no, si desde que nos sale el chamaco de la rosca, la de reyes; ya sabemos el atascadero de tamales que se arma el 2 de febrero. Pero ¿y porque tanto atascadero de tamales?

¡Mmmmm! ¡Tamales!

Bien, sucede que este día  es la Fiesta de Nuestra Señora de la Candelaria, una costumbre religiosa perteneciente a la iglesia católica, la cual es proveniente de Oriente e inicialmente era llamada como la Fiesta del Encuentro, misma que se origina gracias al pasaje bíblico en donde el Niño Jesús es presentado ante el todo poderoso en el templo de Jerusalén y conlleva a la purificación de la Virgen María después del parto. Esta costumbre fue traída a América gracias a los emigrantes de las Islas Canarias y este día no solo es motivo de festejo en México, pues  Cuba, Perú, Chile y El Salvador también comparten esta fecha con el mismo propósito, de hecho, en algunos lugares el festejo dura por días.

En el caso específico de México, la prehispánica tradición de algunos lugares consiste en llevar elotes, crudos obviamente, a bendecir para pedir por que el ciclo agrícola que comienza sea fructífero, esta fecha coincide con otra antigua celebración en la que se tributaba a los dioses tlaloques y al día de hoy permanece como una fiesta en la que se acostumbra vestir al Niño Dios con las prendas que llevara el resto del año, además de que el pueblo o las familias se reúnen para degustar la gastronomía del maíz mexicano con un atole de pinole o un rico tamal de verde, de mole o de rajas. No creas que el atole de cajeta o fresa, o los tamales de queso crema con zarzamora o de chocolate son demasiado tradicionales, esos son inventos modernos traídos por la tamalera de la esquina.

Sin embargo, de todas las tradiciones, la más bella que se lleva a cabo es la peregrinación a San Juan de los Lagos, Jalisco; en la cual los danzantes chichimecas, vulgarmente conocidos como Concheros, tocan, cantan y danzan durante varias horas para dar gracias a la Virgen de San Juan de los Lagos. Por cierto, un saludo a la Corporación de Concheros Sociedades Unidas del jefe Ricardo Godínez y desde aquí les decimos que…       …Pidan sus ricos tamales oaxaqueños, hay tamales oaxaqueños, tamales calientitos, ya llegaron sus ricos y deliciosos tamales oaxaqueños…


AVISO OPORTUNO:

Se visten Niños Dios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario