¿Dónde se sirve el café más cachondo de Arizona?

café

A pesar de los inconformes con sus medidas de marketing, Bikini Beans Espresso sigue dando un servicio con chicas a pocas prendas.


Esta es una nota muy, muy caliente, por donde quiera que se le mire y por todo alrededor de la misma, y de una buena vez te advierto, que como es mi costumbre, ver nenas con poca ropa te costará leerte bien todo esto (y créeme que te conviene).

Empecemos con la presentación: Bikini Beans Espresso es una cafetería fundada en mayo de 2014 por Regina Lyes y su esposo Ben. En ella se puede encontrar todo tipo de bebidas que van desde limonadas, bebidas energéticas, soda italiana, té helado, smoothies, frappés y, claro está, café. Hasta aquí todo bien, sin embargo, mi principal motivo de escribir sobre esto es, aparte de las nenas, por la cantidad enorme de desinformación que hay respecto a este establecimiento, el cual cuenta con un local en Washington y recién abrió su primer sucursal en Arizona.

Las sensuales baristas de Bikini Beans Expresso.

La particularidad de esta marca de cafeterías radica en sus dependientas (baristas, meseras, etc) y es obvio que si eres un pervertido que quiere saber sobre esto es porque, en efecto, atienden a sus clientes en sensuales bikinis, o ya de plano en ropa interior.

Sin embargo, como ya sabemos, la vida no es perfecta. Sucede, pues, que ahora que se abrió la primer sucursal de la marca en Arizona, la gente, los medios y hasta funcionarios de ese lugar pegaron el grito en el cielo, tachando a la marca de sexista, denigrante, y demás adjetivos calificativos que me da tremenda hueva de escribir. Y no mal entiendan mis palabras, a continuación explico bien el por qué.

Ahora sí, a lo que nos cruje. Resulta que en todos los medios, o la mayoría de ellos, van a encontrar información errónea sobre que el propietario de esta sucursal es un tal Carlie Jo, ahora, detente un segundo y vuelve a leer el nombre, ¿ya le atinaste o todavía no?, te daré una pista, Carlie, ¿te suena?, ahora lee donde he escrito la palabra propietario… ¿Adivinaste?

Creo que cualquier persona con un poco de sentido común se da cuenta que Carlie es nombre de mujer, creyendo, claro, que nuestros medios de comunicación son siempre leales, pero dudoso de esto, decidí buscar el nombre. Es así como, en una labor casi periodística (aclaro, no soy periodista, soy un pobre vago que escribe notas sustraídas de una misma noticia difundida en diferentes medios con “privilegio” periodístico, porque #NoSomosVentaneando), me encontré con el hecho de que, en efecto, la propietaria es una mujer.

Ahora, volviendo al tema, medio Arizona pego el grito en el cielo tildando a la empresa con dichos adjetivos calificativos, incluyendo a la mayoría de los medios, diciendo que la PROPIETARIA, obligaba a vestir de esa manera, la cual por cierto nos encanta, a sus dependientas. La fundadora a su vez respondió que el objetivo real de la marca es “empoderar a las mujeres y que ellas se sientan bien con su cuerpo”.

Al día de hoy Bikini Beans  Espresso, aun con toda esta polémica, tiene el gusto de presumir de cuatro estrellas en Yelp, lo que nos hace pensar (ojala no me equivoque) que no solo hay camareras de buen ver. Nota: Yelp, para los que no conocen mucho sobre el tema, se dedica a calificar a los mejores, y los peores, restaurantes del mundo, al igual que la Guía Michelin.

El café como te gusta ¡Bien caliente!

Conclusión: Para no hacer más largo el cuento, y en una terca opinión personal, hay algo llamado mercadotecnia, esta noticia fue más conocida y difundida por ser del gabacho, sin embargo el concepto no es nada nuevo, en Chile hay un establecimiento llamado Café Con Piernas, en el cual se utiliza la misma estrategia. Otra marca, un poco menos polémica, pero polémica igual, es el mundialmente famoso Hooters, donde se muestra menos carne, pero igual hay carne. Por otra parte, y aunque seguro ganare a más de una que me odie, muchas mujeres van a los shows de William Levi y nadie dice nada. La polémica de este establecimiento se da por el contexto y por intentar decir “uno como quiera, ¿pero y las criaturas?”, cuando no se ponen a pensar en que hay negocios que simplemente no son aptos para niños.

Ahora, si llegaste a leerte toda esta letanía, te dije que te convenía leerte todo. Te recomiendo que si te quedaste con ganas de… ir por un café muy caliente, visites las páginas de Instagram de Bikini Beans Espresso y de Carlie Jo, no te vas a arrepentir. Por ultimo un consejo: infórmense bien, al menos aquí aunque haya salseo, siempre tratare de darte información de calidad.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario