Un 16 de agosto, pero del año 1977, se da la noticia menos esperada para los fans de Elvis Presley, el rey del rock and roll había muerto.


Ese funesto día, el actor y cantante estadounidense, Elvis Presley fue encontrado en el suelo del baño por su novia, Ginger Alden. Fue declarado oficialmente muerto a las 15:30 horas, en el Hospital Conmemorativo Bautista a los 42 años, como consecuencia de un ataque cardíaco.

Según el investigador médico, Presley habría “tropezado o habría avanzado lentamente varios pasos antes de morir”.

En 1985, su viuda Priscilla Presley escribió junto a la escritora Sandra Harmon, la biografía Elvis y Yo. El libro trata sobre cómo conoció al cantante, su matrimonio y las razones por las que se divorciaron. También escribe que en 1962, Elvis tomaba Placidil en dosis cada vez mayores, para combatir el insomnio, y más tarde tomó Dexedrina para contrarrestar los efectos secundarios de los somníferos.

La controversia se encuentra cuando se especula que muchos doctores habían sido asociados con el caso, esto desde que eran sobornados por Presley para que le suministrarán píldoras que aumentaban sus dependencias. Se afirma, gastaba al menos un millón de dólares al año en medicamentos y honorarios o incentivos de los doctores. El doctor Nichopoulos había prescrito más de 10 mil dosis de sedantes, anfetaminas y narcóticos al cantante en solo ocho meses. A pesar de eso, fue exonerado de la muerte de Elvis. En julio de 1995, su licencia fue permanentemente revocada después de descubrirse que había dispensado incorrectamente medicamentos a varios pacientes.

En 1994, el juez de instrucción, doctor Joseph Davis, declaró: “no hay nada en ninguno de los datos que apoye una muerte debida a medicamentos. De hecho, todo señala a un ataque cardíaco repentino y violento” . ¿Pero en verdad, los medicamentos no están implicados en la muerte del Elvis?

“El uso de medicamentos estuvo fuertemente implicado en su muerte. Nadie excluye la posibilidad de un choque anafiláctico provocado por las píldoras de codeína, a las cuales se sabía que había tenido una alergia suave”, así lo declaró el crítico y escritor de música Peter Guralnick. Esto último nosotros lo dejamos a criterio de ustedes.

Su imagen rebelde, dentro de una época donde la sociedad era muy conservadora, lo convirtió en el ídolo de la juventud y en una leyenda del rock and roll. Entre sus éxitos destacan “Can’t Help Falling in Love”, “Little Less Conversation” y “Jailhouse Rock”; también protagonizó más de 30 películas como Jailhouse Rock, Viva Las Vegas, Blue Hawaii, Loving You, entre otras.

Tags:

Related Article