Durante 4 noches, el Centro Histórico de la CDMX se convierte en el escenario de una serie de impactantes espectáculos protagonizados por la luz.

El hermoso Centro Histórico de la Ciudad de México vuelve a ser el anfitrión del Festival Internacional de Las Luces, el cual se lleva a cabo del 16 al 19 de noviembre de 2017.

Hay distintos tipos de exposiciones, pero en todos el común denominador es la luz, ya sea a través de proyecciones, en LED sincronizados al ritmo de la música, con focos que iluminan y juegan con las sombras, etcétera.

Uno de estos trabajos es el realizado en la fachada del Palacio de Bellas Artes, donde gracias a una enorme proyección nos cuentan la importancia del color carmin en las antiguas culturas, color obtenido de la cochinilla. El mapping creado por el colectivo Kaijus lleva por título Nochetzli.

 

En el patio del CCMC (Leandro Valle 20) nos encontramos con 1.8, obra de la autoria de Janet Echelman. En ésta se mezclan pasado y presente, artesanía antigua y diseño computacional fusionados para hacer referencia a las ondas y efectos de un terremoto. El nombre de la pieza se da debido a que, las vibraciones emitidas momentáneamente aceleraron la rotación de la Tierra, acortando la duración del día en 1.8 microsegundos.

“1.8”, Janet Echelman. Foto: Jon Zavala.

 

El Árbol se encuentra en el Museo de Arte de la SHCP (Moneda 4), el cual es una háptica creada por José Abraham Palma, y es una invitación a tener contacto físico e interactuar, pues éste se activa con dos personas, las cuales pueden hacer lo que deseen (bueno, casi), besarse, abrazarse, tocarse. Al hacer esto empieza a sonar una melodía y a funcionar el espectáculo de luz.

 

“El Árbol”, Josué Abraham Palma. Foto: Filux.

El artista Miguel Bolivar realizó UNUM, una obra que trata sobre la discriminación, el juzgar, ser intolerantes, el despreciar a los demás. UNUM se encuentra en el Museo Nacional de Culturas del Mundo (Moneda 13).

“UNUM”, Miguel Bolivar. Foto: Jon Zavala.

En la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejeda (República del Salvador 49) nos encontramos con Las Revoluciones Elementales. En palabras de Marcelo Schuster, su autor: “Yo llamo a la intervención del objeto-fósil pulmotor entre los murales de Vlady, “las revoluciones elementales” para entablar un diálogo entre el pintor y el filósofo interviniente, entre la revolución-tema del que se impregna la arquitectura -o la arquitectónica de lo político- y la revolución-sustrato con el que respira, cuando el arte quiere pasárselo por un mausoleo, por un repertorio muerto y estanco de hechos finiquitos del pasado”.

“Las Revoluciones Elementales”, Marcelo Schuster. Foto: Jon Zavala.

No hay más que decir, debes acudir a la Filux 2017, pues se trata de una experiencia inigualable. Para más información, aquí te dejo el enlace del sitio oficial.

Tags: ,

Related Article