Thrash, Melodic Death y Power Metal reunidos en un solo evento.

2 de Noviembre: Día de Muertos. Para muchos, una festividad para remembrar a sus seres queridos que han partido de éste plano terrenal más no de sus corazones y que se les recuerda por medio de un altar establecido por aquellos exquisitos platillos que solía degustar el difunto, mientras que otros lo celebran bajo un disfraz y acompañando a sus pequeños para recolectar la llamada “calaverita” [acontecimiento que, de cierta manera, tiene su origen en el festival gaélico de Samhain]. Sin embargo, los fanáticos del Heavy Metal [incluyéndome], lo celebramos en la Arena Ciudad de México con las presentaciones en vivo de la congregación, por segunda ocasión, de los integrantes (ex y recientes) de Helloween, quienes fueron introducidos por Kreator y Arch Enemy, los cuáles se entregaron a su público a más no poder.

LOS ENEMIGOS DE DIOS
Teniendo como fondo en el estrado la portada de su más reciente álbum Gods of Violence [Dioses de la Violencia], el grupo alemán comandado por Mille Petrozza (voz principal y una de las guitarras), dio inicio a las 8:00pm en punto con la introducción agresiva de la primera melodía de su álbum previo Phantom Antichrist [Anticristo Fantasma] llamada Mars Mantra [Mantra de Marte] para ser subseguida con la canción que adopta el nombre del mismo disco, dejando boquiabiertos a los asistentes desde el primer momento; Satan Is Real [Satan Es Real], Hordes of Chaos [Hordas del Caos] y Violent Revolution [Revolución Violenta] fueron algunos de los temas interpretados y que, acompañados por los juegos de luces para dar esa ambientación vesánica entre rojo intenso y blanco cegador, eran ovacionadas por el público que coreaba cada una de ellas. Siendo Pleasure to Kill [Placer por Matar] su composición final después de un show de una hora, era entre canciones cuando la agrupación saludaba y agradecía a la audiencia mexicana.

LA LEGIÓN DEL KHAOS

Un color azul marino ilumina una bandera color negra; ésta, en su centro, presenta en una ilustración en blanco la mano izquierda con un ojo en el palmar. La extremidad, hallada frente a un libro, tiene como fondo un par de alas (semejantes a los patagios de los murciélagos) desplegadas, así como unas ardientes llamas, de igual forma por la repetición del emblema de la banda (un círculo con cuatro picos) en ambos costados por un reflector. Siendo las 9:30pm, Set Flame to the Night [Prende Fuego a la Noche] comienza a sonar a través de las bocinas, siendo secundada por The World is Yours [El Mundo es Tuyo], ambos temas extraídos del CD Will to Power [Voluntad de Poder] del grupo sueco Arch Enemy, liderada por la bella Alissa White-Gluz. Teniendo la misma duración que la presentación anterior, War Eternal [Guerra Eterna], First Day in Hell [Primer Día en el Infierno] y Nemesis [Adversario] fueron algunas de las pistas interpretadas por la potente voz de su vocalista, quien se sintió emocionada de regresar a nuestro país.

GUARDIANES DE LAS SIETE LLAVES
Los delegados de aglomerar a éstas dos poderosas agrupaciones derrocharon energía y talento al presentarse por alrededor de dos horas y quince minutos. Iniciando su show con la canción Halloween, el inmenso grupo encendió la emoción de la audiencia con la ayuda de una pantalla que mostraba un video alegórico a la canción junto a algunos fragmentos del coro. Alternando Michael Kiske y Andi Deris (ambos vocalistas), fue la aparición de Kai Hansen (cantante fundador del grupo) quien, añadiendo su voz y guitarra, fue aplaudido por el público. March of Time [Marcha del Tiempo], Future World [Mundo Futuro], Are You Metal? [¿Eres Metal?], Dr. Stein y Ride the Sky [Cabalga el Cielo] formaron parte del repertorio que culminó con I Want Out [Quiero Salir], la cuál tuvo una duración de 11 minutos aproximadamente. Haciendo partícipe a la gente con su acompañamiento, la producción también contó con la liberación de unos globos enormes color anaranjado con la forma de una calabaza, así como unas palabras en español por parte de Andi, quien no dejaba de divertirse con el público. Como interludio para un breve descanso entre los temas, tuvieron lugar cuatro proyecciones cómicas de corta duración donde dos pequeñas calabazas llamadas Seth y Doc llevaban a cabo algún juego entre ellos y haciendo referencias a los álbumes de las Calabazas Unidas.

Sin duda alguna, un espectáculo único, emocionante y estruendoso que llenó de vida el recinto hasta el final.

Tags: , , , , , , ,

Related Article