¿Recuerdas a La Garra? El escenario del U2 360° Tour

U2 360

Todos quedamos impactados ante un escenario como La Garra, el cual formo parte del U2 360° Tour.


Una de las giras más emblemáticas de U2, si no es que la más emblemática, fue el U2 360° Tour. Yo sé que desde el vamos sabes por qué lo digo, y sí, lo digo por su colosal escenario bautizado como La Garra. México tuvo la oportunidad de ser anfitrión de este escenario futurista en 2011 con tres conciertos llevados a cabo en el Estadio Azteca los días 11, 14 y 15 de mayo.

Quienes tuvieron la oportunidad de vivirlo en persona quedaron anonadados ante tal concepto, es por eso que hoy te hablare un poco más acerca de este escenario que se quedó En Tu Memoria.

Preparativos del concierto en el Estadio Azteca. Foto: U2FanLife.

La Garra fue una idea concebida desde 2006, cuando el grupo irlandés se encontraba en su gira Vertigo. Mark Fisher fue el arquitecto visionario tras este nuevo concepto, inspirado en una estructura del Aeropuerto Internacional de Los Angeles; Fisher creó unos bocetos de un nuevo escenario que permitiera a la banda tener un contacto más cercano al público, la idea era sostenerlo con una base de cuatro patas que omitiera completamente el lado frontal y el trasero para dar una sensación de concierto al aire libre.

Conforme el proyecto fue avanzando la empresa Barco y la empresa Kinesys se encargaron de darle vida a una pantalla de LED de alta definición que acompañaba la estructura, misma que contaría en su sistema con un pantógrafo que le aportaría movimiento las piezas hexagonales que le conformaban, posicionándola como la primer pantalla LED de 360 grados en ser convertible.

Como resultado se obtuvo una estructura de acero de aproximadamente 51 metros de altura, lo cual le valió otro record como el escenario más grande del mundo, superando el tamaño del escenario de A Bigger Bang Tour de los Rolling Stones, el cual medía 30 metros y fue diseñado por el mismo Mark Fisher.

La Garra aportó además un considerable espacio para más público, aumentando las localidades de los estadios en que se presentaban entre el 15 y el 20 por ciento. La desventaja que tenía era que, a pesar de esto, salía muy caro hacer la gira, pues sin contar sueldos ni gastos o impuestos por eventos públicos, eran necesarios 120 camiones para transportar el puro escenario.

Ahora bien, si todo esto anteriormente dicho no te da una idea del impacto ambiental que provocaba, qué bueno que te valió un pepino, pues como es bien sabido que Bono es un artista comprometido con el mundo, aún con lo caro que le salió la gira, donó varias cantidades de dinerito para instituciones que se encargaban de reducir las emisiones de carbono. (Car-Bono = Bono en automóvil).

En fin, lo importante de todo era que tú disfrutaras, y no solo tú lo hiciste, el mundo entero se quedó boquiabierto con tanta magnitud. ¿Tu viviste el U2 360° en persona? ¿Qué te pareció?