fbpx

La imagen navideña de este año es el nuevo arte mural de Bansky, un mural que describe a la perfección la ironía que representa estas fechas.

No quiero decir que la navidad sea consumista, elitista o hipócrita. No. La navidad es una de las fechas más lindas porque une y nos recuerda -porque lamentablemente vivimos olvidando lo prioritario- que, a pesar de todo, de lo malo y lo bueno, la bondad siempre aflora.

A veces el júbilo de estas fechas es opacado por lo banal, el exceso de lo superficial domina la festividad. ¿No se supone que celebramos la humanidad? La humanidad del nacimiento del niño Jesús que dejó el mas hermoso mandamiento: “Ámense los unos a los otros como yo los he amado”.

El graffiti que muestra en una pared a un niño jugando con lo que a primera vista es nieve y en la otra un contenedor de basura en incendio que descubre que el infante no juega con nieve, sino con cenizas.
“Little Snowflake” es la canción de fondo del vídeo que muestra esta obra de arte, mientras la cámara se eleva al horizonte mostrando como panorama a las fábricas, el humo y el polvo negro que cubre las casas de una gris ciudad.

Esta imagen que impacta es la muestra de lo brutal que puede llegar a ser la indiferencia, la invisibilización, el ocultar con adornos la deshumanización.

Todo lo que sea una celebración a la vida es una invitación al respeto, en dar más que recibir. Un año de guerra cruel, hambruna, migración masiva, crueldad animal, masacres, desastres naturales… no lo podemos cubrir con escarcha y un moño. En estas fechas debemos recordarnos lo que debemos hacer durante todo el año: cuidarnos los unos a los otros.

Bansky nos deja como regalo esta bella obra que incita a la reflexión, que busca que todos seamos conscientes de la realidad que nos rodea y que también el espíritu de la bondad no debe aflorar solamente en el mes de diciembre… ese espíritu debe permanecer durante todo el año.

¡Feliz Navidad!

Tags: , , ,

Related Article