Es un falso fruto de la higuera

En realidad es una inflorescencia (grupo de flores). Tiene consistencia blanda, y forma redonda, ovalada o de pera, con base achatada. Su piel es fina y presenta color verde pálido, negro o morado, dependiendo de la especie. Posee una pulpa blanquecina o rosa, de sabor dulce, que se encuentra llena de diminutas semillas

“Alimento de los filósofos”

Galeno (médico y filósofo griego) recomendaba el higo a los atletas griegos como alimento básico de su dieta. Por otro lado, filósofos como Platón y Diógenes mostraban aprecio por este fruto.

Higos desecados

Durante la Edad Media y el Renacimiento empezaron a ser secados al sol, dando lugar al higo desecado, producto que se convirtió en un alimento típicamente navideño.

La higuera, un árbol mitológico

Es uno de los árboles frutales mitólogico más antiguo. En una pintura egipcia de Beni- Hassan que data de hace más de 4,000 años,  donde se muestra una recolección de higos.En el antiguo testamento, los higos, la miel y las uvas representan la tierra prometida.

Relación higos- avispas

El higo para que pueda polinizarse necesita de la avispa, hospedando en su interior los huevos. Para poder entrar en el higo macho -variante que no se come-  las alas de la avispa se rompen. Las crías de la avispa también nacerán sin alas y su única función será reproducirse hasta que consigan hacer un túnel para salir al exterior y trasladar las semillas del higo a otro lugar.

Supersticiones en torno al higo o a la higuera

En Sudamérica existe la superstición de que tener una higuera en casa atrae a los duendes, los cuales se intentan llevar al infierno a los niños no bautizados. En Canarias existe la tradición de que la sombra de la higuera es perjudicial para la salud, por lo que no se recomienda descansar bajo estos árboles. Para evitar el daño, la tradición recomienda arrancar tres hojas antes de sentarse a su sombra.

Beneficios de comer higo

Comer higos regularmente puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de mama y cáncer de colon, reduce el colesterol en la sangre. ayuda a mantener regulada la presión arterial y prevenir los ataques cardíacos. Reduce la fatiga, mejora la memoria cerebral y previene la anemia.