El siguiente artículo no se trata de lo aburrido o no de las últimas temporadas de Los Simpson, este artículo trata de lo ridículo que se ha vuelto lo políticamente correcto que ha permeado todos los ámbitos que, en su falsa premisa de lucha en contra del racismo, machismo y otras ‘cruzadas’, ha caído tan bajo que se convirtió en vulgar censura.

Apu es uno de los personajes importantes de esta serie que se centra en el humor de sátira social. Resulta que este personaje hindú es ofensivo, en el sentido que dizque ‘discrimina’ a los inmigrantes.

Extraña es esta acusación, pues en más de dos décadas que lleva al aire la serie con sus múltiples personajes que son el fiel reflejo de los arquetipos de la sociedad americana, nadie se había quejado o sentido ofendido.

Reitero una vez más que esta es la generación de los idiotas. Sí, lo es y no lo digo con ánimo de ofender (lo expreso con ironía). Es la generación donde la sensiblería barata y vulgar es el pan de cada día.

Los que crecimos viendo esta serie, no somos ni racistas, ni fanáticos religiosos, ni somos payasos psicópatas con cuchillos persiguiendo a bullies de diez años. Los que crecimos con esto, aprendimos a ver con criterio a la sociedad en la que vivimos, los que recordamos las primeras temporadas de esta icónica serie, sabemos de primera mano que los guionistas de forma inteligente hacían crítica bastante mordaz.

Ahora resulta que reírnos de nosotros mismos es brutalidad al estilo policiaco.

El nuevo objetivo de los lobbys es el humorista de sátira, el humorista sarcástico y el humorista cínico e irónico. Poco a poco la pendejada nos inunda, reitero nuevamente, esta gente lo que busca de la sociedad es que se vuelva aniñada y que todo gire a su alrededor, mandando a Copérnico al carajo.

Eliminan a un personaje para dizque ‘evitar polémicas raciales’, cosa que ‘yo no lo entiendos’ y lo que provocaron fue indignación social por promover el racismo.

Los Simpson despiden a Apu Nahasapeemapetilon

Apu Nahasapeemapetilon. Foto: 20th Century Fox.

Apu se despide con un: ¡gracias, vuelvan prontos! Y a mí me encantaría despedir a los progresitas con un: ¡largo, nunca vuelvan! No se puede seguir permitiendo que los derechos se vuelvan exclusivos de ciertos círculos.

Tags: , , , , ,

Related Article