fbpx

Tras semanas del movimiento «Free Britney», Larry Rudolph comenta que la cantante quizás no vuelva a actuar en público.

Por un momento parecía que podría haber cierta tranquilidad en la vida de Britney Spears. Después de que la estrella del pop estuvo 30 días en un centro de salud mental el mes pasado, publicó que deseaba algo de privacidad y espacio, en medio de un creciente escrutinio sobre su condición.

El movimiento «Free Britney», como se consideró, ganó cierta atención, con mítines y publicaciones en las redes sociales argumentando que Spears estaba retenida contra su voluntad. Spears aparentemente abordó el tema con una publicación de Instagram el 23 de abril, en la que comentó que esas «cosas… [se habían] salido de control», haciendo referencia a los «rumores, amenazas de muerte para mi familia y mi equipo, y muchos más… cosas locas que se dicen».

Pero este movimiento «Free Britney», parece no detenerse, incluso, Miley Cyrus gritó «Free Britney» durante una actuación la semana pasada. Y luego, el 6 de mayo, más de una semana después de que Spears salió de la clínica, Lynne Spears, la madre de Britney, solicitó a un tribunal que permitiera a su abogado presentarse y representar a Britney en una audiencia sobre su cuidado, según CNN. Los abogados de Lynne dijeron que sentían que era por «el mejor interés de Britney permitirle a Lynne Spears tener una voz en la audiencia de estado». (Jamie, el padre de Britney, ha estado al pendiente de Britney desde 2008, seis años después de que él y Lynne se divorciaran en 2002).

TMZ ha soltado mucha información sobre el caso en las últimas semanas, ofreciendo el giro más atrevido que Lynne sintió que su hija estaba «en una situación desesperada» y que necesitaba la protección de un juez, y que quería ser incluida en el «Plan de tratamiento», que se le diera voz en la situación. El informe de TMZ no incluyó comentarios del equipo de Spears ni de la clínica. El lunes, sin embargo, afirmaron que la propia Britney había presentado acusaciones adicionales en la corte el viernes.

TMZ es el único canal que actualmente informa sobre lo que sucedió en la audiencia del viernes, y ahora es el único canal que cuenta con una entrevista con Larry Rudolph, el mánager de Britney, quien dijo el martes que Spears podría no volver a presentarse.

«Como la persona que guía su carrera… por lo que he recopilado, está claro para mí que no debería volver a hacer esta residencia en Las Vegas, ni en el futuro próximo ni posiblemente nunca más», dijo Rudolph. Inicialmente, se había programado que Spears comenzara una nueva residencia en Las Vegas en febrero, pero Rudolph dice que no hay indicios de que Spears esté planeando regresar a los ensayos o actuar en un futuro cercano.

TMZ señala que Rudolph no está involucrado directamente en el acuerdo de tutela de Britney, afirmando que «solo se le da información médica que afecta directamente a la carrera de Britney». Rudolph insinuó fuertemente en su entrevista que al menos pasará mucho tiempo antes de que veamos a Spears en el escenario otra vez.

«El verano pasado, cuando ella quería hacer una gira, me llamaba todos los días», dijo Rudolph. «Ella estaba emocionada. Ella no me ha llamado en meses. Claramente no quiere actuar ahora».

Continuó: «No quiero que vuelva a trabajar hasta que esté lista, física, mental y apasionadamente. Si ese momento nunca llega, nunca volverá. No tengo ningún deseo o habilidad para hacer que vuelva a funcionar».
Rudolph agregó: «Sólo estoy aquí para ella cuando ella quiere trabajar. Y, si alguna vez quiere volver a trabajar, estoy aquí para decirle si es una buena idea o una mala idea».

Tags:

Related Article