Panos Cosmatos recrea con su película “Mandy” la experiencia visual de una pesadilla que intriga y perturba desde una atmósfera sofocante y agobiante.

 

La película se centra en Red Miller (Nicolas Cage) un hombre que vive con su mujer Mandy Blomm (Andrea Riseborough) en un cabaña lejos del pueblo y la civilización, Red es leñador y Mandy lectora de novelas de fantasía y dibujante extraordinaria. Son los años ochenta. Absorta en sus pensamientos, Mandy es captada por el líder de una secta y termina obsesionado con ella, buscando la forma de secuestrarla. Red inicia un plan para ejecutar su venganza con motivo de este acto atroz.

La trama de la cinta nos recuerda mucho por ejemplo a películas donde la venganza y la violencia sin sentido llegan a ser los únicos protagonistas, recordamos películas como “Spit in your grave“, “Oldboy“, “Return To Sender” con Rosamund Pike, incluso “The Punisher” y “Revenge” pues el argumento en todas ellas es la tragedia provocada y el ascenso por la búsqueda de venganza. Incluso en la literatura las historias de renacimiento y ascenso buscando la venganza son recurrentes, ¿porqué no serlo también en el cine?

Mandy

“Mandy”, RLJE Films.

“Mandy” sin ser una historia original y bien planteada, destaca su estética, su banda sonora, emerge entre las obras de culto como una fascinante epopeya de venganza y crudeza.

 

Así llega “Mandy” que se alza a través de la tragedia personal y Red como acto heroico plantea la venganza para satisfacer su dolor interno, ante la indiferencia y la frialdad de sus emociones que, desde el punto de vista filosófico, nos recuerdan al nihilismo, especialmente a Nietzsche quien plantea en algunos de sus textos, el superhombre a través del desapego de sus emociones y sus instintos, creando así un ser indiferente ante el mundo, sin miedos, complejos o arrepentimientos, en lo cual, Red se escuda para volcarse con una furia gélida sin ningún temor de lo que podría venir, pues con la tragedia que vivió y con lo que lidia dentro de sí mismo, no hay cabida para intentar excusarse, simplemente busca la expiación y su intención es, aferrarse a su deseo de venganza, ante la vacuidad de su ser y su presente desecho.

Panos Cosmatos crea atmósferas que inician por un viaje de luces, la extravagante fotografía acompaña a la furia del protagonista que recrudece y se ensalza en un festín salvaje. Tonos amarillos como en el videoclip “Vermillion” del grupo Slipknot nos dejan una sensación de pesimismo, de aislamiento y profunda tristeza, la estética visual entona perfectamente en esa atmósfera de pesadilla en constante agobio y congoja, se percibe la opresión cuando los tonos se vuelcan en vivos rojos que componen gran parte de la cinta, entonces la estética más llamativa y extravagante se llena de imágenes corporales entre la alucinación y la pesadilla. Destaca la cuidada fotografía en “Mandy” a cargo de Benjamin Loeb que hace un magistral trabajo con la cámara. Destaca también la banda sonora, desde el opening con “Starless” de King Crimson que te atrae, te eriza cada vello de tu piel, te hipnotiza más que la fotografía el resto de la música corre a cargo de Jöhann Jöhannsson, en cuanto a fotografía y música la cinta navega con bandera de magistral obra. Aunque decae un poco en el argumento y el desarrollo.

Mandy

“Mandy”, RLJE Films.

Panos Cosmatos crea atmósferas de una pesadilla, de festín salvaje, de locura, de muerte y un relato crudo del instinto humano.

 

Mucho se ha mencionado que la actuación de Nicolas Cage en esta cinta es una de sus mejores actuaciones, recordando su obra cumbre “Leaving Las Vegas“, o por ejemplo, “Joe”,The Weather Man“, “Lord of War“, “MatchStick Man“, “Adaptation”, “Birdy”, y “Rising Arizona“, sin embargo dista mucho de esas interpretaciones a finales de los ochentas y principios del noventa, pero tiene elementos que lo hacen mucho más creíble y humano dentro de la ficción que representa, especialmente porque refleja el dolor y la furia con deseos de matar violentamente y provocar el sufrimiento físico en la misma cantidad que su sufrimiento interno persiste, y su actuación se aleja de las muecas y gestos que lo hacían risibles, aquí expresa un semblante sobrio, serio, de explosión interna y que conforme va destrozando cuerpos más allá de aliviar su dolor interno destaca una locura que lo va acompañando en su oda sangrienta, su rostro pasa de la compasión al delirio, del dolor desgarrador a la locura infame.

Mandy

“Mandy”, RLJE Films.

Nicolas Cage nos regala una interpretación de un leñador con sed de venganza, que resulta creíble, desgarrador y conmovedor.

 

Nicolas Cage devuelve un poco de seriedad a su interpretación, sin ser destacada, sin ser admirable, pero si se reconoce y se acierta a crear un personaje que llega a conmover, que llega a desgarrar el alma con su tragedia y finalmente nos convencemos que es auténtico.

“Mandy” es una cinta que se enfoca más en lo visual, en el hedonismo y la estética que en desarrollar una historia coherente y lógica, incluso hay escenas innecesarias, otras bastante absurdas, pero que un público específico va a disfrutar y considerar una película de culto con grandes dosis de gore y violencia.

El director de la cinta Panos Cosmatos se toma el tiempo para presentar el climax, a veces con pretensiones de filósofo, cayendo en la ampulosidad. Desespera la poca atención a los detalles y la obsesión por la estética visual, dejando desamparada la estructura y los personajes alienados que destacan por impulso bélico y con poco desarrollo acerca de sus motivos. Personajes secundarios que aportan poco o nada. Película elogiada por muchos, criticada y en cierta medida con cautela debido a lo gráfico de algunas escenas que terminarán recordando los extremos a los que puede llegar el hombre cuando se ha quebrado todo y no queda nada.

 

“Mandy” es una cinta que se enfoca más en lo visual, en el hedonismo y la estética que en desarrollar una historia coherente y lógica.

Título original: Mandy

Año: 2018

Duración: 121 min.

PaísEstados Unidos Estados Unidos

Dirección: Panos Cosmatos

Guion: Panos Cosmatos, Aaron Stewart-Ahn

(Historia: Panos Cosmatos)

Música: Jóhann Jóhannsson

Fotografía: Benjamin Loeb

Reparto: Nicolas Cage, Andrea Riseborough, Linus Roache, Bill Duke, Richard Brake, Hayley Saywell, Line Pillet, Ned Dennehy, Clément Baronnet

Productora: Piccadilly Pictures / Son Capital / SpectreVision / Umedia / XYZ Films / Legion M. Distribuida por XYZ Films

Género: Acción. Thriller | Años 80. Venganza

 

Tags: ,

Related Article