fbpx

Cómo el heavy metal es catalogado erróneamente y sus diferentes géneros.

Todos los lookingbackeros conocemos perfectamente a The Beatles por alguna canción: «Here Comes the Sun» (Ahí viene el Sol), «Yellow Submarine» (Submarino Amarillo), «Help!» (¡Ayuda!) o «A Hard Day’s Night» (Una Noche de un Día Difícil), entre muchas otras.

Y también conocemos a Iron Maiden, Led Zeppelin o Deep Purple, por esas poderosas guitarras y fascinantes letras. ¿Pero qué tienen en común los primeros con los segundos? La influencia que tuvieron sobre ellos.

El metal tiende a ser encasillado cómo «diabólico» o «para espantarse», pero la verdad no es así. Y esto posiblemente sea por sus portadas o los nombres de las canciones pero como diría el refrán: «No hay que juzgar un libro por su portada» y vamos a ver porqué.

Este género nació entre los años 60 y 70 siendo Black Sabbath los pioneros de dicho género. Con su constante experimentación de sonidos que fueron incorporando en sus discos, dieron apertura a subgéneros, los cuales son algunos:

Metal Sinfónico: Quienes gustan de la música clásica y el rock, este género es característico por combinar los elementos místicos de orquesta con voces femeninas estilo ópera. Nightwish, Leaves’ Eyes, Sirenia y Epica son algunos ejemplos.

Metal Gótico: Teniendo como base un ambiente oscuro y fuertes voces, combinan sus instrumentos con sintetizadores (teclados). Suelen contar con voces femeninas, tal es el caso de Lacuna Coil, Theatre of Tragedy o Semblant.

Melodic Death Metal: Grupos como Arch Enemy, Dark Tranquillity o Threat Signal son claros ejemplos. Combinando gritos con teclados, no hacen a un lado las guitarras armónicas para acompañar sus letras, a veces de desamor, otras de protesta.

Metal Folclórico: La mitología, la fantasía y los instrumentos de sus países son lo que hacen llamativo este género. Grupos como Amon Amarth, Eluveitie o Kamelot son algunos casos.

Power Metal: La característica principal de éste es la velocidad con la que se producen los solos de guitarra. También tienden a durar más sus canciones por éste motivo. DragonForce es sin duda el más conocido, pero también están Helloween, Stratovarius o HammerFall.

Thrash Metal: Posiblemente de los géneros más «agresivos» que hay por su complejidad en las guitarras, las estruendosas baterías y sus letras. Los más destacados en éste movimiento son: Metallica, Megadeth, Anthrax, Slayer o Testament.

Y estos son sólo algunos ejemplos de los subgéneros que existen. Otros más son: Metal Cristiano (Demon Hunter), Metal Industrial (Static-X), Metal Extremo (Cradle of Filth) y el Black Metal: éste es la causa por la cuál el metal es catalogado como «satánico», ya que, en efecto, sus letras y su ambientación hacen referencia a dicha religión. El pionero de éste género es King Diamond.

Tal como el Pop, la Banda o el Reggaeton, así también el metal tiene su propia gama para elegir y no todo lo que se dice de él es malo: a las mujeres se les respeta y en muy pocas canciones se dicen malas palabras. Así que ¡escuchemos más metal!

Tags: ,

Related Article