La serie de NBC, que hace una década emitió su ultimo capitulo, volverá en una temporada nueva, y la buena noticia es que  será con los mismos actores.

El elenco principal de Will & Grace. Foto: NBC.

Y como por qué no, finalmente lo que más detestamos de que nos quieran ofrecer material que ya conocemos, principalmente en cine y televisión; es que nos cambien los repartos, más cuando los actores que le personificaban le daban una mejor esencia que ahora al personaje en cuestión; sin embargo hay casos en los que una producción no tiene inconvenientes de ese tipo a la hora de relanzar, o lanzar, nuevo contenido audiovisual. Tal es el caso de Will & Grace, que al igual que otras series que ya han confirmado su regreso a la televisión, nos ofrecen el gusto de encarar nuevamente  la pantalla para ver a Eric McCormack como Will y Debra Messing como Grace, junto a ellos, se les unirán también Sean Hayes y Megan Mullaly, interpretando a Jack y Karen, respectivamente.

La mala noticia, es que esta nueva temporada solo tiene 10 episodios, pero ya sabemos de ante mano que nada es perfecto en esta vida,  así que deberíamos estar felices de que una serie que supo definir a NBC, además de ser inteligente y divertida, va a volver. Mientras tanto te recomendamos que te eches los 200 episodios que duró para ponerte al día, si en Netflix no aparecen, lánzate por los DVD  (si, aún existen los DVD).

Si eres un curioso que no sabe nada de lo que acaba de leer, básicamente el argumento de la serie televisiva es sobre una chica soltera, que se muda a Nueva York y comparte depa con un amigo gay, y si, en la serie su amigo es gay, no como lo que dijo ella antes de dejarte, no. Pero mi mejor consejo es que en vez de que te la platiquen, la veas, el día que descanses, quédate de holgazán en casa.

Melómano por herencia; bailarín frustrado y con dos pies izquierdos; un vago sin remedio; escritor de dudosa calidad; redactor que olvida comas y acentos; baterista hasta cuatro compases; poetastro (de esos que apestan); cantante de regadera; director de cine y teatro en sus sueños; Pero eso si, a toda madre el vato.