Personas que se hicieron famosas después de su muerte

Personas que se hicieron famosas después de su muerte

La fama llega de diversas formas y en momentos distintos. Para algunos el reconocimiento llega demasiado rápido, para otros, es un camino accidentado que llega a dar frutos en los últimos años, e incluso, después de la muerte.

Vincent Van Gogh

Artista con una gran sensibilidad y virtuosismo que fue reconocido lamentablemente después de haber fallecido. Van Gogh nació en 1853. Su vida tuvo muchos giros que podrían haber sido provocados por problemas de salud mental con los que luchó durante toda su vida. Murió de una herida de bala que el mismo se provocó, de solo 37 años, pobre y prácticamente desconocido.

Van Gogh no tenía una formación artística formal. Después de su muerte, la cuñada de Van Gogh, Johanna, que siempre había admirado el arte de Vincent, recogió las obras que pudo. 71 de las pinturas de Van Gogh se exhibieron en París en 1901 y este fue probablemente el verdadero comienzo de la apreciación del arte de Van Gogh que conocemos y amamos hoy.

Sus obras más conocidas son: ‘Los girasoles’, ‘La noche estrellada’ y sus autorretratos.


Karl Marx

Sin duda, sepamos o no del Marxismo, el nombre de Karl Marx nos es conocido. Dicen que a su funeral acudieron solo 11 personas. Como pensador y filósofo revolucionario influyente, las ideas y los escritos de Marx fueron utilizados para formar la base teórica para el comunismo moderno después de su muerte. 

Quizá, el texto más conocido de Marx es el que escribió en coautoría con Friedrich Engels ‘Manifiesto comunista’, que se publicó en 1848, pero también escribió ‘La ideología alemana’ y ‘Tesis sobre Feuerbach’, que fueron publicadas después de su muerte. Otro gran trabajo de Marx fue ‘El capital’, que se centra en el capitalismo y la teoría económica, el primer volumen de este fue publicado durante su vida, pero el resto fue llevado al público cuando él pasó a otro plano.

Karl Marx


Franz Kafka

Nacido en Praga en 1883, Kafka estudió Derecho en la Universidad de Praga. Fuera de su trabajo diario, Kafka dedicó la mayor parte de su tiempo a escribir, pero las novelas de Kafka eran prácticamente desconocidas para el mundo durante su vida. Kafka murió en 1924 a causa de la tuberculosis.

Kafka dudaba de la calidad de sus escritos por lo que no deseaba que se publicara la mayor parte de su trabajo. Incluso pidió que su amigo Max Brod, que actuó como su albacea literario, destruyera todas las obras inéditas después de su muerte.

Brod, fue en contra del deseo de morir de Franz, sin embargo. En 1925, un año después de la muerte de Franz Kafka, se publicó su novela ‘El proceso’, que ha demostrado ser una de sus mejores piezas. Otras joyas de este maravilloso escritor son: ‘El castillo’, ‘America’ y ‘La Muralla China’, todas publicadas póstumamente.

Franz Kafka


Johannes Vermeer

Nacido en el siglo XVII, Vermeer tuvo un éxito moderado durante su vida, pero finalmente falleció, dejando muchas deudas que señalan que su trabajo no fue tan apreciado como lo es hoy.

Quizás la obra maestra más conocida es ‘The Concert’, que fue robada del museo Isabella Stewart Gardner. Se cree que es la obra de arte robada no recuperada más valiosa de la historia.

Johannes Vermeer