Versos, prosa y poesía… las letras escritas por el poeta, por el antipoeta, por el que deja que su alma le dicte líneas sentidas, viscerales y a veces estrictas, porque por medio de la prosa también se cuestiona.

El 21 de marzo el Día Mundial de la Poesía fue aprobada por la UNESCO durante su 30º periodo de sesiones, que se celebró en París en 1999, con el fin de apoyar la expresión poética y  “dar la oportunidad a las lenguas amenazadas de ser un vehículo de comunicación artística en sus comunidades respectivas”.

Es un día que nos recuerda y deja en claro que la poesía nunca pasará de moda, que los recitales deben ser el pan de cada día y que es la forma más bella de expresión, son las palabras que dictadas por la musa le da estética al sentimiento que se haya en el fondo de la sufrida del alma.

Cómo no recordar las letras poéticas de los malditos que dejaron ver el lado oscuro del corazón , lo triste, lo macabro, lo horrible y lo terrible; cómo no recordar las palabras dulces de los románticos que hacen erizar la piel con el amor que traspasa el tiempo y la distancia; cómo no recordar al antipoeta que nos aterriza forzosamente y nos hace probar la cruel realidad… porque cada sentir humano ya sea carnal o divino se plasman en poesía pura, en poesía que inmortaliza.

Poesía que también se canta, que se acompaña al ritmo de una guitarra, como las de Silvio Rodríguez, Gustavo Cerati y Bob Dylan.

Poesía porque el mundo necesita oxígeno para el espíritu, necesita esperanza y saber que su humanidad sigue siendo tan humana, tan sutil, tan cargada de sentimiento que los corazones siguen siendo delatores de lo que esconde el espíritu.

Como lo dijo Federico García Lorca: Poesía es la vida/ que cruzamos con ansia/ esperando al que lleva/ sin rumbo nuestra barca…

Tags:

Related Article

FOLLOW US

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

Advertisement

img advertisement

Social

Social

GOOGLE PLUS

FLICKR

INSTAGRAM

YOUTUBE

Advertisement

img advertisement