El malvado Señor Cabeza busca acabar con el pensamiento y solo unos valientes se atreverán a derrotarlo. No te pierdas la obra de teatro Sin Pies Ni Cabeza.

En una galaxia muy, muy cercana.

(*Intro de película setentera, con música como de la serie Knigh Raider -mejor conocida en Latinoamérica como “el auto increíble”- y un arte al estilo del Batman de Adam West, pero más acá)

El Señor Cabeza está decidido comerse todos los cerebros del planeta; su malvado plan es hacer que el amor, la imaginación y la libertad ya no existan para la humanidad. ¿Quién será el héroe que evite esto?

(*Onomatopeya animada de cómic: POW!; ZAP!; BANG!)

Afortunadamente, en aquellos lugares donde Superman no tiene cobertura de red -como lo es la ciudad de Tepi-town-, contamos con héroes rebeldes sin capas,(POW!) ni trajes de Spandex,(BANG!) ni músculos de fisicoculturista,(BAM!) ni suficiente presupuesto para hacer películas que patrocinen en las leches de tetra pack en su versión de 250ml (WHAM!).

(*Cambio de música. Ahora con el estilo de Pepsiman)

Es así como nuestros amigos Klap, Zlot y Sock, llevan a cabo un plan para derrotar al maligno opresor. El Señor Cabeza no se puede quedar así (KA-POW!).

Con las actuaciones especiales de: Mauricio Carrillo (música); Julio Huesca (música); y Quy Lan Lanchino en: (música).

(*Entra título final) Sin Pies Ni Cabeza.

*Voz en off, pero con la velocidad de un trabalenguas: Disfrútala en sus últimas funciones, los sábados y domingos hasta el 12 de noviembre en la Sala Xavier Villaurrutia a partir de la una de la tarde.

La obra de teatro no es apta para niños menores de nueve años.

Boletos en taquilla por una módica cantidad de 80 morlacos.

¡No te lo puedes perder!

(Termina música.)

(Fin de la trasmisión.)

Tags: ,

Related Article