Talk Talk, la esencia de los 80

Talk Talk, la esencia de los 80

Era el año 1981, el new wave estaba entrando a su cúspide, con ella, nuevas alcanzaban los oídos de gente que necesitaba encontrar una banda de calidad. Fue en estas circunstancias donde nace Talk Talk y dejaría esa marca de nacimiento que jamas sería borrada.

Londres, Inglaterra. En sus inicios, la banda fue catalogada dentro del synthpop, logró un grandioso éxito comercial, a tal grado que en temporadas posteriores, diversas bandas realizarían covers de sus éxitos.

Talk Talk

Esta banda formada por Mark Hollis (voz), Lee Harris (batería), Paul Webb (bajio), y Simon Brenner (teclados) fue muy exitosa en su época, pero para comprender su gran éxito nos trasladaremos en nuestra máquina del tiempo.

Mark Hollis conoció a su equipo de trabajo después de finalizar su banda llamada The Reaction, se conocerían por medio del hermano de Mark, Ed Hollis, y grabarían juntos un demo para Island Records, todo esto mucho antes de saber que conformarían a un grande, Talk Talk.

Talk Talk

Después de presentar diversos Demos, de firmar para EMI y de presentarse en la BBC Radio One, a nuestros chicos les asignaron al mismo productor que trabajó con Duran Duran, Colin Thurston, por lo que se encontraron muchas similitudes y el público lo notó, esto desencadenando la continua comparación entre ambas bandas.

En aquél 1981, la banda grabaría su primer álbum, The Party’s Over, cuyo segundo éxito, Talk Talk, llegaría al top 52 en UK y sería un éxito en Canadá, Francia y Portugal. Ultimo éxito que compartirían juntos, pues al año siguiente Brenner dejaría la banda, esto daría como consecuencia una nueva canción: “My Foolish Friend”.

“The Party’s Over”, EMI Records Ltd.

Con ello llegaría un nuevo productor, Tim Friese-Greene, que al aceptar muchísimo el proyecto y al tocar diversos instrumentos, se convirtió en ese miembro no oficial de la banda; seguido a esto publicarían una de sus mayores producciones, el álbum It’s my Life.

Talk Talk

“It’s My Life”, EMI Records, Ltd.

Era 1984, y la nueva producción brillaba con sus éxitos: “Such a Shame”, “Dum Dum Girl” e “It’s My Life”, después de este lanzamiento, su segundo EP compartiría la misma suerte, con sencillos como “Living In Another World” y “Give It Up”, The Colour of Spring se posicionaría en las listas de éxitos más grandes jamás existidas.

Esta segunda producción fue distinta a la anterior, pues carecía de sonidos electrónicos. La banda se pronunció al respecto:

“Verás, cuando hicimos ‘It’s My Life’, teníamos que depender mucho de sintetizadores. Ahora bien, no acepto que seamos una banda de sintetizadores. Los sintetizadores significan cosas electrónicas para mí, y no creo que tengamos algún tipo de relación con eso. Usamos sintetizadores en ese álbum porque desde un punto de vista económico era la única forma en que podíamos hacerlo”.

Con todo el éxito que ya habían recaudado, Talk Talk se preparó para su siguiente producción: Spirit of Eden. Se les otorgó mayor libertad de creatividad y muchísimo mayor presupuesto, decidieron grabar en una iglesia abandonada en Suffolk.

“Spirit of Eden”, EMI Records.

Sin embargo, esta producción tuvo diversos inconvenientes, no se mostró ningún sencillo, tampoco hubo gira de este álbum, esto debido a la complejidad en la edición. Las críticas fueron amables con Spirit of Eden, sin embargo no tuvo una gran aceptación comercial como la de sus predecesores, esto desencadenó el disgusto de parte de EMI hacia Talk Talk.

La discográfica editó una de sus canciones sin el consentimiento de la banda, debido a esto se demandaron, Talk Talk ganaría la demanda. Sin embargo, gracias a esto, las discográficas comenzaron a colocar en sus contratos el “elaborar música comercial”, motivo por el cual EMI había demandado a la banda. Seguido de esto, firmaron con Polydor y lanzaron su siguiente álbum bajo el sello Verve.

Laughing Stock, fue su siguiente producción, fue elaborada sin la compañía de Webb, que había dejado la banda.

“Laughing Stock”, Verve Records.

Este nuevo álbum fue aun menos comercial que el anterior, pero el lanzamiento bajo otra firma llenó de ira a EMI, y ésta lanzó re ediciones de It’s My Life y Life’s What You Make It nuevamente sin consentimiento de la banda, lo que los llevó a juicio otra vez, a pesar de que esto hizo ganar a Talk Talk un Brit Award, EMI tuvo que retirar las re ediciones y destruir las copias. Talk Talk ganó de nuevo el encuentro.

No hubo más sobre la banda, se separaron después de ese álbum, y después de que Hollis lanzara un álbum como solista 7 años después, este último miembro se despidió del mundo musical.

Talk Talk es esa banda que una vez que escuchas no puedes parar, y cada una de sus canciones son fácilmente reconocidas por su estilo y musicalidad. Como siempre, no nos queda más que seguir el legado musical de los grandes.