Es triste saber que la única persona que te trató como una mujer, y no como una puta, fue un pollito. Lo malo es que ese amor fue lo más efímero del mundo.


Louise es una chica a quien todos los hombres tratan como una puta, nadie le da el trato que ella quiere que le expresen y eso le molesta. Es entonces cuando, varada en medio de la nada, se encuentra con un joven que viaja penosamente en bicicleta con un enorme disfraz de pollo y, gracias a un absurdo accidente, ambos llegan a tener un encuentro fuera de lo normal para pasar juntos un buen rato. Un momento fugaz del amor desinteresado que ella busca y no encuentra.

“Une Pute et un Poussin”, Sombrero Films.

Una Puta y Un Pollito, es un cortometraje francés de Clément Michel, el cual fue producido por Nicolas Leprête y Sombrero Films y estrenado en 2009. Está protagonizado por la cantante Yelle y el propio Clément Michel. Fue seleccionado en 24 festivales de cine alrededor del mundo y ganó dos premios en el Festival de Cine Francés.

Date la oportunidad de echarle un vistazo, ya que te lo he conseguido con subtítulos y toda la cosa. La calidad de imagen no es la mejor del mundo, pero lamentablemente fue el único video subtitulado que encontré. Otra cosa, que quizá ni siquiera notes, es que al director se le escaparon dos errores de continuidad en las primeras escenas, pero nada que afecte el sentido del corto.

En cuanto al director, Clément Michel, puedo decirte que aparte de Une Pute et un Poussin, el cual fue su segundo cortometraje, cuenta además con otros 3 cortometrajes y 7 largometrajes. Aparte de director, es actor y autor, ha trabajado en teatro y su obra El Cartón (Le Carton) se estrenó en aproximadamente 250 salas, teniendo alrededor de 800 representaciones, siendo esta su primer pieza teatral.

Y de Yelle, de ella ya te había platicado un poco en una edición de La Caja de Pandora.

Tags: ,

Melómano por herencia; bailarín frustrado y con dos pies izquierdos; un vago sin remedio; escritor de dudosa calidad; redactor que olvida comas y acentos; baterista hasta cuatro compases; poetastro (de esos que apestan); cantante de regadera; director de cine y teatro en sus sueños; Pero eso si, a toda madre el vato.

Related Article