fbpx

El director de «Vice» Adam McKay nos envuelve en una sátira política, a través de un humor corrosivo, incisivo y propiamente crítico. Esta película no se guarda en poses, encarna el hastío de la política estadounidense, recrea el cinismo con alegría, en su espiral de locura hiriente y desenfrenada, finalmente, intenta ser provocadora, trágica y cómica, dando como resultado una oda al cinismo, una epopeya corrosiva, pero también una crónica histórica entre la tragedia y la comedia, el equilibrio resulta aceptable, con una narrativa sólida, exquisita en su tratamiento, dinámica y con un catálogo de personajes en explosión.

Gary Sanchez Productions / Plan B Entertainment / Annapurna Pictures

#RumboAlOscar2019

Siguiendo con nuestro análisis de películas nominadas a la ceremonia 91 de los Premios Óscar a lo mejor del cine. Traemos ahora la reseña sobre la cinta “Vice” del director Adam McKay quien también escribe el guión, nominada en ocho categorías incluida “mejor pelicula”, «mejor director» “Mejor actor principal”, «Mejor actriz de reparto» y “guión original”. ¿Cuál será el pronóstico? Se lo debe llevar Christian Bale por su actuación pero Sam Rockwell como George W. Bush, también luce impecable, y el complemento actoral con Amy Adams en pantalla, es exquisito.

Resultado de imagen para vice 2018 film
Gary Sanchez Productions / Plan B Entertainment / Annapurna Pictures

–Te puede interesar también leer nuestras reseñas de otras películas nominadas al Óscar 2019:
A Star Is Born.

Black Panther.

Bohemin Rhapsody.

The Favourite

Green Book

Aquí todos los nominados al Óscar 2019:
Todos los nominados al Óscar 2019.

Sinópsis

Explora la historia real sobre cómo Dick Cheney (Christian Bale), un callado burócrata de Washington, acabó convirtiéndose en el hombre más poderoso del mundo como vicepresidente de los Estados Unidos durante el mandato de George W. Bush (Sam Rockwell), con consecuencias en su país y el resto del mundo que aún se dejan sentir hoy en día.

Adam McKay

Foto tomada de IMDB

Es un director reconocido, su peculiar humor y sus películas centradas en hechos dramáticos, que hacen captar la atención, además que su narrativa y su experiencia visual enriquecen sus películas. Con «The Big Short» en el 2015 alcanzó sorprendentes críticas, concentrando su poder como director en explotar situaciones y personajes a veces desesperados que concluyen sus objetivos contra pronóstico.

Y quizá contra todo pronóstico resulte ganador en varias categorías.

Anteriormente, McKay se había centrado en comedias con Will Ferrel como protagonista, como en «Anchorman» (2004) y su secuela en el 2013. Actualmente nos sorprendió con una comedia negra, un oscuro personaje que carece de gracia, McKay logra darle vida a un personaje que se desdibuja personalmente, pero como político brilla y relumbra constantemente, ahí radica en la belleza de la dirección de McKay, crea una bella historia de una luz casi extinta que termina quemando a quien la mira. Así es Cheney.

La parábola del hombre solitario

Gary Sanchez Productions / Plan B Entertainment / Annapurna Pictures

Una historia basada en hechos reales, sobre la capacidad del ser humano de levantarse de su miseria y alcanzar la cima del éxito.

En retrospectiva, vemos a Cheney como fragmentos del pasado hasta el presente donde se desarrolla la acción, a partir de los ataques del 11 de septiembre en las Torres Gemelas de Nueva York.

Una especie de documental narrado en tercera persona que luego se revela quien es, a partir de una narrativa en retrospectiva, como de memorias o recuerdos de un pasado glorioso como lección de vida y aprendizaje.

Y se cuestiona a sí mismo, después de una serie de recuerdos dolorosos, como metáfora de su fractura emocional y para comprender las motivaciones del personaje:

¿Qué hace a un hombre llegar a convertirse en lo que es?

Imagen relacionada
Gary Sanchez Productions / Plan B Entertainment / Annapurna Pictures

Lynne (Amy Adams) que fue pieza fundamental en la vida de Cheney (Christian Bale) y no solamente en su destino, si no en su cambio de visión ante la vida, de sus fracasos personales a la vice presidencia de Estados Unidos.

Donald Rumsfell (Steve Carrel) en esencia es el retrato del cinismo, del sarcasmo y la total indiferencia, representa la vaciedad de la política y la falta de creencia, ya que el mismo en un diálogo se burla, cuando Cheney le preguntan «¿En qué creemos?» mientras ríe a carcajadas y cierra la puerta en la joven cara de Cheney.

Curiosamente todo coincide con la renuncia del entonces Presidente Nixon, dejando el camino libre para que Cheney y Rumsfell tome el mando del lugar. Una situación que parece confortable para Cheney, viniendo de los problemas, el fracaso y el alcoholismo, ahora vive en Washington como asesor político.

Jaque Mate, Mr. Cheney

Es un juego de ajedrez entre peones y reyes, mientras caen unos, otros avanzan casillas. Un deporte olímpico que implica tener la cabeza fría, tal vez la filiación política de McKay convierte a la cinta en una protesta contra la derecha política, infla el liberalismo, lo dota de una envidiable bondad y lanza a los de derecha al infierno de lo podrido.

Imagen relacionada
Gary Sanchez Productions / Plan B Entertainment / Annapurna Pictures

Destacan las actuaciones, una historia basada en hechos reales que siempre resulta interesante para comprender episodios de la historia y conceptos poco tratados. La narrativa que no es confusa, mas bien es dinámica, divertida y alegre. A pesar de la seriedad sobre algunos temas, los personajes se muestran satíricos, sardónicos con cierta ironía, dándole un toque de una comedia política, por momentos parece un sketch de Saturday Night Live.

Sam Rockwell que interpreta a un joven George W. Bush resulta impecable, para verlo en un futuro protagónico dándole vida a este personaje oscuro.

La trama en realidad solo es el escenario para el ascenso al poder de Cheney a través de su embrujo social, político y su fascinante claridad mental para advertir y anticipar cualquier hecho, logró construir su imagen política centrada en la acumulación del poder y el centralismo, sin embargo hay una fuerte doctrina anti conservadora, que a veces es evidente y poco tolerable, hacia la mitad se carga demasiado en lo emotivo, aunque sincera, es pesada de soportar, a pesar de su ligereza y su irreverencia en ciertos aspectos, se centra en el poder, similar a la serie «House of Cards» o la película «The Idus of March» (2011) con George Clooney basada en las tramas políticas de Beau Willimon, autor de ambas. Un poco de «Advice & Consent» de Otto Preminger de 1962 con Jane Fonda.

Si te gustan las historias con tramas políticas, centradas en personajes intrigantes, ambiciosos y magnéticos. Sin duda, una opción recomendable. Sin embargo no será muy digerible para cualquier público que esperará acción o comedia de situaciones, más bien es una película centrada en el guión y la dirección que mantienen la atención de principio a fin.

Resultado de imagen para vice 2018
Gary Sanchez Productions / Plan B Entertainment / Annapurna Pictures

Pronóstico para el Óscar

Reservado, tiene fuerte competencia en todas la categorías, sin embargo «mejor actor» sin duda, se lo llevará a casa Christian Bale.

Ficha Técnica

Título original. Vice -aka- Backseat
Año. 2018
Duración. 132 min.
País. Estados Unidos
Dirección. Adam McKay
Guión. Adam McKay
Música. Nicholas Britell
Fotografía. Greig Fraser
Reparto. Christian Bale, Amy Adams, Steve Carell, Sam Rockwell, Jesse Plemons,Eddie Marsan, Alison Pill, Stefania Owen, Jillian Armenante, Brandon Sklenar,Brandon Firla, Abigail Marlowe, Liz Burnette, Matt Nolan, Brian Poth, Joey Brooks,Joe Sabatino, Tyler Perry, Bill Camp, Shea Whigham, Cailee Spaeny,Fay Masterson, Don McManus, Adam Bartley, Lisa Gay Hamilton, Jeff Bosley,Scott Christopher, Mark Bramhall, Stephane Nicoli, Kirk Bovill, Naomi Watts,Alfred Molina, Lily Rabe
Productora. Gary Sanchez Productions / Plan B Entertainment / Annapurna Pictures. Distribuida por Annapurna Pictures
Género. Drama. Comedia | Biográfico. Años 60. Política

Poster Oficial

Tags: , , ,

Related Article