Las pesadillas de Wolfenstein II: The New Colossus

Wolfenstein II

En Wolfenstein II: The New Colossus, B. J. Blazkowicz viajará a los Estados Unidos para combatir nazis en Nueva Orleans y Roswell.

Ya falta poco para el lanzamiento de Wolfenstein II: The New Colossus, la nueva entrega de esta saga que por muchos años nos ha tenido más que emocionados al jugarla y hay noticias sobre ésta.

MachineGames, el estudio sueco que desde The New Order se encarga del desarrollo de la serie, nos comparte un video donde Jerk Gustafsson, productor ejecutivo y Jens Matthies, director creativo mostraron algunos escenarios en que tendrá lugar la acción.

Wolfenstein II

“Wolfenstein II: The New Colossus”, MachineGames/Bethesda Softworks.

En Wolfenstein II: The New Colossus, Blazkowicz y compañía (un grupo de gente sumamente peculiar), tendrá la misión de liberar Estados Unidos del dominio nazi que está invadiendo al mundo.

Wolfenstein II

“Wolfenstein II: The New Colossus”, MachineGames/Bethesda Softworks.

Posteriormente presentaron Nueva Orleans, ciudad donde los aterrados habitantes intentan sobrevivir; después tenemos a la ciudad de Roswell, presentada como un lugar funcional donde todo transcurre de manera normal, como si nada hubiese ocurrido, esto porque los habitantes han asimilado la ocupación nazi y toda la propaganda que ha cubierto el territorio y ha provocado cambios culturales importantes.

Para ponerte un poquito más en contexto y si te lo has perdido, desde que Bethesda Softworks tomó las riendas de la saga se decidió hacer un reboot, por lo que todo da un giro cuando, en Wolfenstein: The New Order, son los nazis quienes salieron victoriosos en la Segunda Guerra Mundial y se apoderan de Los Estados Unidos.

Wolfenstein II: The New Colossus estará disponible a partir del 27 de octubre en PlayStation 4, Xbox One y PC. Peeeero, ya puedes reservarlo picándole a este enlace.

Además, en ese enlace podrás adquirir una chulada de figurita coleccionable de William Joseph “B. J.” Blazkowicz con todo y arsenal, 4 armas, un hacha de mano y su chaqueta de cuero, además del juego en una bonita caja metálica y un póster de Blitzmensch de 22 x 35 cm. Si gustan pueden obsequiármelo, nomás, así, porque me quieren.