fbpx

Godzilla vs. Kong

Los buenos clásicos son encantadores, sobre todo esos que sobreviven al tiempo y que no sólo envejecen bien, sino también los que se reinventan para conquistar nuevas generaciones, como en el caso de Godzilla y King Kong.

Este par de personajes no son simples monstruos que destrozan grandes ciudades y escalan rascacielos mientras espantan aviones de combate como si fueran mosquitos, estos personajes que nacieron -por fortuna- el siglo pasado vienen también con cierta carga histórica que explica nuestra curiosidad y miedos más profundos.

Como este año este par se enfrenta -espero de corazón que sea una batalla épica y hagan honor a sus creadores-, hay que presentarlos como es debido:

En esta esquina, tenemos a Godzilla, también conocido como Gojira, se encasilla dentro del género Kaiju (monstruo). Se dice que fue creado después de lo sucedido en Hiroshima y Nagasaki, representando los miedos de la segunda guerra mundial.

En la otra esquina tenemos a King Kong, hace aparición por primera vez en el cine en el año 1933, época de la gran depresión, lo cual algunos dicen que es la metáfora de los sueños destruidos (en las siguientes versiones hay apología a crisis energética y al clima).

En esta versión se hace icónica la imagen de Kong con la chica rubia en el Empire State.

Si bien es cierto que en la primera versión es capturado y diezmado, en versiones posteriores podemos observarlo como amenaza cuando el hombre se mete con la naturaleza.

Su primer round fue en 1962, en una película de Ishiro Honda -Estudios Toho- en donde se da como ganador a Kong, aunque algunos opinan que Godzilla se vio poderoso. Cabe anotar que tuvo su versión estadounidense en 1963.

Ahora toca esperar hasta el 25 de marzo para ver una renovada contienda: quizás Kong gane una vez más o nos sorprenda Godzilla, estos monstruos catalogados como antihéroes o villanos igual seguirán siendo la representación de nuestros miedos más humanos.

Por Angelique Reid