fbpx

Los cines piden auxilio

Recientemente en México, puntualmente la Zona Metropolitana del Valle de México, vivió un fuerte cierre de actividades comerciales derivado del aumento en el número de contagios de COVID-19.

Ante esta suspensión de actividades, la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (CANACINE) publicó un comunicado en el que piden a las autoridades la pronta reapertura de las salas.

Uno de los argumentos que exponen en su comunicado es que las salas de cine son espacios seguros dado que, al ser una actividad silenciosa y con poca interacción entre personas, el riesgo de contagio resultaría ser bajo.

Aunado a lo anterior, el comunicado de la CANACINE señala que “el cálculo de las pérdidas (por este cierre) es de 96%”.

Vale la pena recordar que en todo el país, la industria creativa y de medios representa el 3% del PIB total de México y se asemeja al aporte de los sectores aeroespacial, agrícola y automotriz, según cifras de la MPA-América Latína.

Gracias al cine, México se encuentra en el puesto 18 de los mayores exportadores de bienes creativos del mundo, así como el mayor exportador de productos en idioma español, que superan los $5,900 millones.

Asimismo, la industria del cine da empleo a más de 15 mil mexicanos en todo el país, en su mayoría jóvenes pero también muchos adultos mayores que, lamentablemente, ya no encuentran otra forma digna de subsistencia.

Entre las evidencias científicas que da la Canacine para permitir su reapertura, resalta que especialistas analizaron bases de datos con más de 1,500 casos de contagio de más de 5 países en todo el mundo, en donde no se ha documentado ningún caso de contagio en un cine.

Con esto, la industria del entretenimiento mexicana pide a las autoridades del Estado de México y Ciudad de México que se permita la reapertura de las salas que han permanecido vacías durante ya prácticamente un año.