fbpx

La hierba de Jamaica

Jamaica, la isla del reggae y la mariguana, se está quedando sin uno de sus emblemáticos símbolos debido al cambio climático.

La tierra que vio nacer a Bob Marley, y donde, curiosamente es ilegal el consumo de la planta, se está quedando sin este estupefaciente.

La escasez se generó luego de una fuerte sequía, antecedida por las duras tormentas que azotaron a la isla durante la temporada de huracanes del año pasado.

Por si fuera poco, un estricto toque de queda vigente a partir de las seis de la tarde, impuesto como medida por el Gobierno jamaicano para paliar los efectos de la pandemia del coronavirus, impidió a los campesinos ocuparse de los cultivos de la hierba por la noche para abastecer el mercado clandestino.

La falta de mano de obra también repercutió en la situación en un período cuando el consumo local está en aumento en medio de la crisis derivada de covid-19, por más que la pandemia haya frenado el flujo de turistas extranjeros atraídos por la marihuana.

Expertos dicen que es el peor momento en el mercado del que tienen memoria. «Es una vergüenza cultural», afirmó Triston Thompson, ejecutivo de Tacaya, consultora del naciente sector regulado del cannabis a una agencia informativa. «El año pasado fue el peor. Nunca perdimos tanto», señaló Thompson. «A veces causa gracia el hecho de que escasee el cannabis en Jamaica», agregó.

En Looking Back no promovemos ni discriminamos el consumo de ningún estupefaciente, legal o no. En este espacio nos limitamos únicamente a informar de lo que sucede en el mundo de la cultura POP.