fbpx

«Como uno de los fotógrafos más emblemáticos de los últimos 60 años, sus imágenes legendarias permanecerán para siempre impresas en nuestros recuerdos, así como en nuestros corazones y mentes».

El estimado fotógrafo Terry O’Neill, que estuvo detrás de fotos icónicas de The Beatles, The Rolling Stones, The Who, Elton John, David Bowie y otras estrellas de los 60 murió el 16 de noviembre a los 81 años, informa The Associated Press.

O’Neill murió en su casa en Londres después de una batalla contra el cáncer, confirmó su agencia Iconic Images, después de compartir una declaración oficial.

«Es con gran pesar que Iconic Images anuncia el fallecimiento de Terry O’Neill, CBE», escribió la agencia. «Terry fue ingenioso y lleno de encanto. Cualquiera que haya tenido la suerte de conocerlo o trabajar con él puede dar fe de su generosidad y modestia. Como uno de los fotógrafos más emblemáticos de los últimos 60 años, sus imágenes legendarias permanecerán para siempre impresas en nuestros recuerdos, así como en nuestros corazones y mentes».

Nacido en el oeste de Londres en 1938, O’Neill era un aspirante a baterista de jazz antes de dedicarse a la fotografía. Uno de sus primeros trabajos como fotógrafo de plantilla para el tabloide, el Daily Sketch lo llevó a tomar fotos de The Beatles en sus primeros años.

«Me pidieron que bajara a Abbey Road Studios y tomara algunos retratos de esta nueva banda», dijo a través de la biografía de Iconic Images. «No sabía cómo trabajar con un grupo, pero como yo era músico y el más joven en el personal por una década, siempre fui el que me preguntaban. Llevé a los cuatro muchachos a la calle para una mejor luz. Ese retrato apareció en los periódicos al día siguiente y el periódico se agotó».

Muy pronto, O’Neill se convirtió en el cronista oficial de los «años sesenta» y todos los músicos, celebridades y políticos que definieron la época. Fotografió a los Stones a principios de los años 60 antes de que firmaran su primer contrato discográfico y a todas las jóvenes bandas y artistas que tocaron en el Tin Pan Alley Club, desde The Kinks, The Stones y, más famoso, Elton John.

Elton John

John se convertiría en su musa, y O’Neill pasó varias décadas fotografiándole, incluida su legendaria serie de dos noches en el Dodger Stadium en octubre de 1975 y, más recientemente, el retrato utilizado en la portada de las nuevas memorias de John, «ME».

En Twitter, John rindió homenaje a O’Neill y escribió: «Terry O’Neill me tomó las fotografías más icónicas a lo largo de los años, capturando completamente mi estado de ánimo. Era brillante, divertido y me encantó su compañía. Un personaje real que ahora ha fallecido. RIP, maravilloso hombre».

David Bowie

Otro de los favoritos de O’Neill era David Bowie. O’Neill capturó una de las fotos más famosas de la historia del rock and roll, la foto de «David Bowie / The Jumping Dog».

«Traté a David como un actor de Shakespeare como nunca sabías quién iba a aparecer», dijo O’Neill en una entrevista con The Guardian.

«Podía parecer extraterrestre o femenino; siempre fue tan emocionante como todo lo que hizo fue tan impredecible».

O’Neill también es responsable de algunas de las portadas de discos más reconocidas de esa época, desde ‘A Single Man’ de Elton John hasta ‘Who Are You’, así como de The Who; ‘How Can I Go On‘, de Freddie Mercury y Montserrat Caballé; ‘Wrapped Around Your Finger’ de The Police, entre muchos otros.

Fuera del mundo de la música, O’Neill retrató a personalidades icónicas de Hollywood como Audrey Hepburn, Bridget Bardot, Elizabeth Taylor, Tom Jones, Frank Sinatra e incluso la Reina Isabel II.

Uno de sus retratos más famosos sigue siendo la foto de su entonces novia Faye Dunaway recostada junto a la piscina, rodeada de periódicos después de ganar el Oscar por «Network».

Tras la noticia de su fallecimiento, han comenzado a llegar más tributos.

«Con gran tristeza escuchamos el fallecimiento de nuestro querido amigo, el fotógrafo Terry O’Neill», escribió The Who. «Terry trabajó con The Who por muchos años. Descansa en paz, querido Terry».

«Muy triste saber de la pérdida de un gran fotógrafo, Terry O’Neill, algunas de cuyas imágenes ayudaron a definir los años 60 y con quien tuve la suerte de trabajar», escribe Peter Gabriel. «Sabía cómo sacar lo mejor de los sujetos; deja atrás un trabajo extraordinario».

Mira el obituto completo y vea algunos de sus mejores trabajos en Iconic Images aquí.

Tags: , , ,

Related Article