fbpx

ADVERTENCIA. El contenido de esta crítica y todo lo que se escribe en este espacio, es responsabilidad exclusiva del autor.

Este pasado fin de semana se estrenó finalmente la película dirigida por Kristoff Raczynski, mejor conocido por su papel y colaboración en la cinta mexicana «Matando Cabos» de 2004 como El Mudo. Hoy nos presenta su película que dirige y escribe, con la influencia de sus directores, comedia, confusión, locura, mucha expectativa es lo que promete. La cinta nos ofrece una visión bastante superficial de lo que podría resultar darle mayor profundidad, a pesar de su narrativa interesante, un guión ligero, la película cae en los mismos defectos que padece el cine mexicano, la premisa de «Loco Fin de Semana» podría traducirse como -Cae más pronto un Kristoff que un cojo-.

El director de «Loco Fin de Semana» vivió su gloria cinematográfica con la mencionada cinta «Matando Cabos» del 2004, y ya. Fue el inicio y el final de una carrera en el cine que culminó en varios programas del canal de cable Telehit y ya entrado en sus cuarentas, en plena crisis de la edad, un canal de YouTube con bastante aceptación por sus críticas a las principales cintas de fin de semana, así como recomendaciones y reacciones a trailers de próximas películas. Anteriormente había dirigido una serie titulada «Macarena».

Y el turno le llegó a Kristoff quien estrena su nueva cinta por primera vez como director (¡y quizá la última!). ¿Pero de qué trata Loco Fin de Semana?

SINOPSIS

Fede (Christian Vázquez) está muy triste por que terminó con su novia Mariana, sus amigos Memo ( Oswaldo Zárate ) y Carlos (Juan Pablo Castañeda) buscan animarlo para que le de vuelta a la página y salga así de su depresión. Como todo buen amigo macho alfa lomo plataedo le dicen que la solución es conocer a más mujeres y chance así conozca al amor de su vida. Lo que no se imaginan es que su gran idea los meterá en un gran problema. Una fiesta épica está por comenzar…

Kristoff recurre a un título para su película «Loco Fin de Semana» que se ha usado en otras películas «Wonder Boys» con Michael Douglas, llamada en Latinoamérica como «Loco Fin de Semana», «Family Weekend» con Kristin Chenoweth y Matthew Modine, del 2013 denominada en español «Loco Fin de Semana».

Kristoff no se aleja de la polémica, resalta fundamentalmente la poética del lenguaje literario para descubrir la profundidad estilística de 3 personajes protagónicos que se quedan en actuaciones planas y superficiales, sin haber ahondado más en lo psicológico o por lo menos en una evolución de sus personajes a nivel creíble, dejando a la inmadurez de su director impregnar su ópera prima.

La película de Kristoff cae en los clichés del cine mexicano, sobre todo en los del cine juvenil, pero que tampoco atraerá a los jóvenes, pues el lenguaje cinematográfico parece obsoleto, la música es rescatable, sin embargo no logra conectar con el espectador, si bien no es lo mejor de la cinta, destaca haciendo que el guión, las actuaciones y la dirección no tengan relevancia en ninguna escena.

Es fácil entender que un guión y dirección apresurada concluyan la trama de manera apresurada y con bastante facilidad, es decir, que todo resulta muy conveniente de principio a fin, no hay conflicto en la trama, no hay climax, fuera del inicio que funciona vibrante y con la intensidad que manifiesta, todo comienza a descender de nivel hasta que se vuelve aburrido, soso y pasa inadvertido. No conecta, no hay sustancia.

EL CONFLICTO

Resultado de imagen para loco fin de semana

El principal problema con esta cinta, es que su director, no sabe conducir la película y es difícil hacerlo con un guión que tampoco sabe hacía donde encaminarlo, por una parte, retoma elementos de las comedias de humor vulgar, (el tipo de humor que más criticaba en sus videos) y por otro, parece un videohome que podría aparecer en algún canal de cable por la mañana o para rellenar espacio en la madrugada.

Es deplorable la forma como intenta convencernos, que la intención era precisamente, demostrar que se puede hacer lo mismo con menor presupuesto, el problema no es un tema de presupuesto, si no de talento.

Loco Fin de Semana no plantea una premisa original. Decae en el intento por convencer que es una comedia juvenil, vulgar, que intenta a toda costa ser graciosa, pero que la risa nunca llega a ocurrir en ninguna escena que siempre resultan forzadas.

Resultado de imagen para loco fin de semana

Aunque su narrativa es elíptica, es decir que va de un punto a otro, pero siempre regresa a su origen, como una especie de Flashback que intenta encontrar en el espectador una garantía de conexión o al menos de atención ya que es una narrativa que aboga por la atención constante a detalles para no perder el hilo de la historia.

La historia con sus vaivenes nos distrae de lo pobre del guión, de la dirección mediocre y sin sentido, los diálogos peor que una telenovela de aficionados, no hay congruencia en la historia, no hay alma, ni pasión, ni arte, es una película floja, distante, sin atractivo, de pésimo gusto.

No es de extrañar que nadie haya querido financiarla y que no pasa de un presupuesto de $100,000 pesos, y se nota en cada escena la precariedad, la desolación de la simetría, o la falta de poética fílmica, no sea que a propósito, se haya elegido ese presupuesto, pues principalmente Kristoff, émulo de los principales directores haya querido también emular sus carreras que iniciaron con bastante discreción pero que su talento los llevó a la cumbre del cine y hoy por hoy son directores que hicieron fama por su peculiar estilo para dirigir.

VEREDICTO

Resultado de imagen para loco fin de semana

Loco Fin de Semana, promete ser una locura, terminando por ser una extraña mezcla de la vena cinéfila del director, trayendo a la palestra influencias principales de directores como Tarantino, Scorcese, Robert Rodriguez y hasta por momentos, por la desolación de Jim Jarmusch, sin alcanzar esos niveles, quizá debe primero encontrar su propio estilo y lograr un guión mejor trabajado, sin la arrogancia y la premura.

Con sus grandes fallos, su inconsistencia, la presencia e influencia en la dirección de distintas personalidades, impregnada de la personalidad de Kristoff pendenciera, agresiva e informal, pretende acercarse lo más posible a un cine de autor, que lejos de resultar íntimo e intrigante, se acerca más a lo genérico, lo vacío y la superficialidad. Un desperdicio de tiempo y dinero.

Loco fin de semana

Tags:

Related Article