fbpx

Harry Connick Jr lanza «Just One Of Those Things»

«Just One Of Those Things» aparece en el nuevo álbum de Connick: True Love: A Celebration Of Cole Porter’.

La carrera del artista que ha vendido 30 millones de álbumes abarca tres décadas de discos, películas, programas de televisión y conciertos y escenarios de Broadway. Su nuevo proyecto pone el foco en sus talentos no solo como pianista y cantante, sino también como arreglista, orquestador y director. El álbum lo muestra dando nueva vida a un álbum completo de standards de Cole Porter del Great American Songbook.

«Esta es la primera vez que me sumerjo profundamente en el repertorio de otro artista», dice Connick, «y Cole Porter fue mi elección número 1 para el proyecto. Sus letras son ingeniosas y matizadas y se arriesga como compositor que me parece atractivo».

El vínculo artístico entre Porter y Connick es profundo, ambos maestros de la creación de canciones, tanto música como letras. El artista moderno puso el listón alto cuando asumió el proyecto ‘True Love’, para el cual primero seleccionó las canciones para versionar, luego escribió y orquestó los arreglos. Posteriormente, Connick reunió y dirigió la orquesta, que comprende su banda de giras, con algunos instrumentos adicionales y una sección de cuerda completa.

El próximo fin de semana, Connick también será el anfitrión del estreno de su show de Broadway Harry Connick Jr. — A Celebration of Cole Porter en el Durham Performing Arts Center en Carolina del Norte. Habrá tres espectáculos durante los días 21 y 22 de septiembre.

La nueva producción, una celebración multimedia del cancionero de Cole Porter, es el último regreso de Connick a Broadway y su primera inmersión profunda dedicada en el repertorio de otro artista.

Recibió nominaciones al Tony por su papel en «The Pyjama Game» y su score para «Thou Shalt Not». Su período más reciente en Broadway fue en 2011 en «On A Clear Day You Can See Forever».

Connick concibió y dirigió la nueva producción con versiones personalizadas de las canciones clásicas de Porter. Añadió varios elementos teatrales y cinematográficos, además de una compañía de bailarines y una orquesta en el escenario.