fbpx

Netflix producirá la biopic de KISS «Shout It Out Loud»

La película «Shout It Loud» también se centrará en Stanley y Simmons que se remontan a cuando eran dos niños problemáticos de Queens.

Netflix producirá «Shout It Out Loud», una cinta que tiene como objetivo contextualizar la icónica banda de hard rock KISS de la misma manera que «Bohemian Rhapsody» lo hizo con Queen.

Según Deadline, Netflix está cerrando un trato después de una batalla de ofertas por una película que será dirigida por Joachim Rønning, el cineasta noruego cuyos créditos incluyen «Kon-Tiki», «Maleficent: Mistress of Evil», y «Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales». La película será una coproducción de Atmosphere Entertainment de Mark Canton y Universal Music Group.

«Shout It Out Loud» contará con la estrecha colaboración de los líderes de la banda Gene Simmons y Paul Stanley. La música de la banda será una gran parte de la historia, pero la película también se centrará en el dúo que se remonta a cuando eran dos niños problemáticos de Queens que formaron una estrecha amistad, comenzando con KISS después de enlistar al guitarrista Ace Frehley y el baterista Peter Criss. A diferencia de las bandas tradicionales de hair metal, KISS usó maquillaje y toneladas de pirotecnia para destacar.

La película será producida por Canton a través de Atmosphere Entertainment, Leigh Ann Burton a través de Opus 7, Courtney Solomon, David Blackman y Jody Gerson a través de Universal Music Group, Doc McGhee a través de McGee Entertainment (mánager de KISS desde hace mucho tiempo), Rønning y Simmons y Stanley de KISS. Dorothy Canton y David Hopwood de Atmosphere son los productores ejecutivos.

El final del camino

La banda se encuentra en medio de su End of the Road Tour, que se ha visto frenado por la pandemia, pero se recupera en el otoño e incluyó un concierto de Nochevieja en Dubai. El espectáculo fue un éxito masivo, con un millón de dólares en pirotecnia y $750,000 adicionales en medidas precautorias ante el COVID.

La transmisión en vivo de la actuación al aire libre desde Royal Beach en Atlantis Dubai contó con más de 50 cámaras y una vista de 360 ​​grados del escenario. Fue una empresa masiva, como lo demuestra un documental de casi una hora que precedió a la actuación.