fbpx

«The Legendary 1979 No Nukes Concerts» de Bruce Springsteen

«The Legendary 1979 No Nukes Concerts» se compone de las dos noches de Bruce Springsteen.

Llamar legendarios a Bruce Springsteen y al par de espectáculos de E Street Band en el Madison Square Garden no es quedarse corto. Y el lanzamiento formal tan esperado de esos show, como «The Legendary 1979 No Nukes Concerts» en formatos de audio y video, es una evidencia de este calificativo.

Muchos factores se alinearon para hacer de esos eventos del 21 al 22 de septiembre unos de los más importantes en la carrera de Springsteen. La reputación en vivo del grupo había dado un siguiente paso durante su gira de 1978 promocionando «Darkness on the Edge of Town», pero en una época antes de las cámaras de teléfonos inteligentes y las redes sociales, era de hecho una especie de leyenda, difundida de boca en boca, de fan en fan.

La ausencia de la banda durante la mayor parte de 1979, mientras estaba en el estudio haciendo «The River», solo avivó el apetito de verla, y la gran escala de No Nukes, un evento benéfico cinco noches organizado por Musicians United for Safe Energy (MUSE), justo en el corazón de Springsteen en Nueva York / Nueva Jersey, fue el escenario perfecto para el triunfo de su presentación.

También cayeron justo antes del cumpleaños número 30 de Springsteen el 23 de septiembre; lo que le dio mucho contenido cómico para los programas, así como un pastel de cumpleaños de un fan cerca del frente que Springsteen arrojó rápidamente a la multitud.

Es importante destacar que la aparición de Springsteen en la película «No Nukes» y el álbum que la acompaña les dio a los fanáticos de todo el mundo una primera muestra oficial de lo que él y la banda podían hacer en el escenario, así como lo importante que fue para ellos estar allí.

«Lástima que su nombre no es Melvin», dijo Bonnie Raitt en respuesta al coreo de «¡Bruuuuuuuuuuuu!» que llenaba el jardín esas noches. Y cuando el coorganizador Jackson Browne le advirtió a Tom Petty, quien también estaba en el proyecto, que no lo estaban abucheando, Petty respondió con ironía: «¿Cuál es la diferencia?» Pero no se podía negar que esas noches pertenecían a la E Street Band.

«Un prisionero del rock ‘n’ roll»

Si son los mejores espectáculos en la historia de Springsteen está en debate, pero las actuaciones de No Nukes fueron ciertamente Springsteen y la banda en su mejor momento: joven, hambriento, reprimido pero ansioso de gritar al mundo y sin tomar prisioneros, incluso si el propio hombre se identificaba felizmente como «un prisionero del rock ‘n’ roll». La compañía tocó 90 minutos cada noche en lugar de sus habituales tres horas; pero canalizó la misma energía épica en los shows, en magistrales conciertos llenos de sudor, buen humor y un dinamismo vertiginoso en el escenario.

El «colapso» de Springsteen durante el «Quarter to Three» de Gary U.S. Bonds, por falso que fuera, encarna la experiencia de ver, o escuchar por la noche, los shows.

«The Legendary 1979 No Nukes Concerts» componen las dos noches de Springsteen (ambas han sido lanzadas en su totalidad como parte de su serie bootleg oficial); sin preocuparse por la continuidad de la apariencia o incluso una edición particularmente fluida en la película. Pero eso se suma a la alegría caótica y sin guion del evento mientras el grupo recorre las 13 canciones bellamente mezcladas y masterizadas, estrenando la canción principal de The River y «Sherry Darling», y cerrando los sets principales con un brillante hat trick de «Jungleland», «Rosalita (Come Out Tonight)» y «Born to Run». Los encores cuentan con el jugueteo de la segunda noche a través de «Stay» de Maurice Williams & the Zodiacs, con Browne, Petty y Rosemary Butler; seguido de un titánico «Detroit Medley» que hace que la versión editada del álbum «No Nukes» parezca un bocadillo en comparación.

Springsteen advierte en un momento durante este último que aquellos con corazones o estómagos débiles deben «por favor, salir del salón durante los próximos cinco minutos». Pero, en realidad, ¿quién quitaría los ojos u oídos de este documento esencial del espectáculo de rock ‘n’ roll primordial?