fbpx

Fanáticos de Star Wars están pensando en solicitar que Leia Organa (Carrie Fisher) sea nombrada como una princesa de Disney. ¿Es esto posible, o berrinche?

A través de la página web GeekExchange.com, Cody Christensen, un aficionado de la aclamada saga de ficción Star Wars, ha causado un enorme revuelo al solicitar al CEO de Disney, Bob Iger, la opción de incorporar a la Princesa Leia (interpretada por la recién fallecida Carrie Fisher) como parte del conjunto de Princesas de Disney, entre las que figuran personajes como Bella, Blanca Nieves, Ariel, Cenicienta, Mulan, entre otras. “Disney tiene princesas y Leia era una princesa. Tras la muerte de Carrie, creo que es hora de cambiar las reglas”, afirma el primero de más de 35 mil fans que han firmado dicha petición. A pesar de los pronósticos, puede llegar a suceder.

Primero que nada, he de mencionar que Star Wars es una de mis películas favoritas; sin embargo, poniendo un poco los pies en la tierra, analizaremos de manera más generalizada los pros y contras de lo que pudiese llegar a suceder.

(esto solo debe ser tomado como una opinión personal, no es la verdad absoluta).

Cambiando las reglas

¿A qué se refiere Cody al decir “es hora de cambiar las reglas”? Resulta que uno de los principales requisitos para postular como una Princesa Disney, es que el personaje en cuestión, sea una animación; sin embargo, desde ahí empezamos mal, ya que para la mayoría de los casos existentes, no son exclusivamente un dibujo, esto gracias a los remakes hechos y por hacer, en los que contamos con princesas de carne y hueso.

Leia Organa, hija de Darth Vader (antes Anakin Skywalker) y la senadora Padmé Amidala, es princesa de Alderaan, senadora Imperial y líder de la Alianza Rebelde.

En pocas palabras, es un personaje que difiere un poco con uno de los cánones más criticados, en su mayoría por el público femenino; ahí, donde nos presentan a una princesa como una mujer un tanto dependiente, soñadora y sin muchas aspiraciones, cuyo único objetivo en sus historias es el encontrar al “príncipe azul” que les ofrezca una vida diferente a la que llevan y eso les dé un tan esperado final feliz. Debido a esto, es que en épocas más recientes, la empresa nos ha presentado personajes que exceptúan esta vieja creencia, tales son los casos de Mulan o Mérida, que son princesas un poco más tenaces, independientes e incluso sin pareja.

Leia NO es un personaje creado por Disney: y no lo digo por pesimismo, en realidad lo hago con un poco de coraje; ya que para los que no lo saben, Star Wars fue una idea concebida por George Lucas, mismo que después vendió todos sus derechos para que estos fueran explotados haciendo crecer la marca, todo sin consultar a los fans primero.

¿Debe ser princesa Disney?

Entonces es aquí donde preguntamos. ¿Debería ser Leia una princesa Disney? La respuesta es Sí, independientemente de no ser un personaje creado por la empresa, y aunque no es un personaje animado (ni debería serlo). Yo pienso que merece el título, incluso no por tratarse de Carrie Fisher, sino por la esencia de lo que es ella en sí mismo; muchos están de acuerdo con el hecho de que, Leia, es una princesa como pocas; supo llevar su cargo hasta los límites que ninguna otra ha llegado; mostró que el poder de la fuerza radica en la inteligencia y no en la espera de que un príncipe llegue a socorrerla; además de ser una mujer valiente, tierna y sensual al mismo tiempo; una mujer que se adapta más a nuestra época, a pesar de ser un personaje creado hace más de veinte años.

Debería ser una princesa Disney, en mi opinión; porque ella podría ser incluso un mejor ejemplo para las niñas de lo que puede serlo Barbie o Cenicienta.

Si tú estás de acuerdo, te invitamos a votar, quizá no pase nada, pero nada perdemos con intentarlo.

Tags: , ,
Melómano por herencia; bailarín frustrado y con dos pies izquierdos; un vago sin remedio; escritor de dudosa calidad; redactor que olvida comas y acentos; baterista hasta cuatro compases; poetastro (de esos que apestan); cantante de regadera; director de cine y teatro en sus sueños; Pero eso si, a toda madre el vato.

Related Article