fbpx

Cada vez son más las personas que sufren accidentes graves, o mueren, a causa de caminar o manejar mientras andan revisando el Facebook.

Esta no es una nota roja, pero bien puede ser información que cura.

Comencemos por lo aburrido: hablando de cifras, The New York Times recientemente ha citado en un artículo al Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos, el cual ha reportado que los accidentes transitorios vieron un aumento del 11% en 2016, una cifra solo medianamente comparable con las de 2007, pero alarmante, simplemente, por haber sido el año con más alto índice de los últimos veinte años.

Según esto, la cantidad de muertes por accidentes viales del año pasado han subido hasta la nada deseable cantidad de 40,200 personas y por lo menos 6,000 peatones. Recuerda, que estas solo son cifras de Gringolandia.

Y aunque nada nos asegura que la totalidad de estas muertes son causadas por andar revisando el celular como enfermos abducidos, no podemos hacernos güeyes y suponer que las causas de tanto velorio es por obras del destino, ni porque dios así lo quiso. También no chinguen, está bien que en la Tierra no sabemos ya ni como acomodarnos, pero dudo que en el paraíso haya espacio para tanto cabrón. Imagínense, si de tantas galaxias, nos jactamos de ser una especie fregona, aumenten los humanos, los extraterrestres superiores y las especies más torpes, no sé ustedes, pero yo imagino que San Pedro debe tener buen sueldo pa’ dar cupo a todos, es más, no vamos tan lejos, un hormiguero no tiene tanto animal.

Accident GIF - Find & Share on GIPHY

Sin embargo, la respuesta por parte de los gobiernos de diferentes países, ha sido la implementación de semáforos y carriles específicos para los sonámbulos que son esclavos del smartphone. En países como Alemania, Holanda, Madrid, entre otros, existen estos señalamientos que, ubicados entre el paso peatonal y la acera, avisan a los peatones que están próximos a cruzar una avenida. Mientras tanto hay casos en los que otros países han optado por dotar a estos zombies con su propio carril, libre de postes y cualquier cosa que te cueste desde un chipote hasta la vida misma.

Y no es que me mofe de la muerte, pero no es nada grato ver que ya incluso sea posible acceder a videos de personas que por sentirse estrellas (como si su día a día nos importara un carajo), graban EN VIVO su propia muerte, todo por jugarle al ver#$ y conducir mientras están al teléfono, y lo peor es que lo que, en mi caso, lo que yo vi en internet, fue el video de una hermosa chica, que ajena al sentido común, se le ocurrió grabarse mientras manejaba en carretera.

Gente, entiendan, nadie es capaz de ejecutar perfectamente varias cosas al mismo tiempo. Otra opción, un poco más extremista, pero viable, es que dejen a un lado el pinche celular, aprendan de mí, que por mi pobreza llevo año y medio sin uno. Y aunque uno del OXXO no me caería nada mal, me parece agradable no andar pegado a la pantalla; hasta descubrí que antes del Metrobús Campeche hay una gasolinera con fachada rosa.

Tags:
Melómano por herencia; bailarín frustrado y con dos pies izquierdos; un vago sin remedio; escritor de dudosa calidad; redactor que olvida comas y acentos; baterista hasta cuatro compases; poetastro (de esos que apestan); cantante de regadera; director de cine y teatro en sus sueños; Pero eso si, a toda madre el vato.

Related Article