fbpx

El agente de Rutger Hauer, Steve Kenis, confirmó la noticia y dijo que el funeral del actor se llevó a cabo el miércoles.

Rutger Hauer, que fue estrella en el «Blade Runner» de 1982 como Roy Batty, murió el 19 de julio en su casa en los Países Bajos después de una breve enfermedad. Tenía 75 años.

Su actuación más reconocida ocurrió en una película que fue un fracaso rotundo en su lanzamiento original. En 1982, interpretó al asesino Roy Batty, líder de una banda de replicantes ilegales, junto a Harrison Ford en la cinta «Blade Runner» de Ridley Scott, la cual se convirtió en una película de culto.

Rutger Hauer en «Blade Runner». Foto: Stanley Bielecki Movie Collection.

Más recientemente, apareció en un par de películas de 2005: como el cardenal Roark en «Sin City», y como un villano corporativo en «Batman Begins» de Christopher Nolan.

Rutger Hauer con Gus Lewis y Michael Caine en «Batman Begins».

En «True Blood», interpretó a Niall Brigant, el rey de la tribu de donde desciende la familia Stackhouse. Hauer también participó en la comedia «Galavant» como Kingsley en 2015.

Los papeles de horror se le daban muy bien, tal es el caso de su personaje Van Helsing en «Dracula 3D» de Dario Argento y como el vampiro Barlow en la adaptación de la miniserie de Stephen King, «Salem’s Lot», junto con Rob Lowe, Andre Braugher y Donald Sutherland.

Rutger Hauer en «Dracula 3D».

Hauer, quien hablaba varios idiomas, hizo su primera aparición a finales de los años sesenta en los Países Bajos como la estrella de la serie de televisión «Floris» de Paul Verhoeven. Saltó a la fama en su país en 1973 junto a Monique van de Ven en el drama sexualmente explosivo de Verhoeven, “Turks fruit”, que se convirtió en un gran éxito de taquilla y que le valió un Oscar como la mejor película extranjera.

Rutger Hauer y Monique van de Ven en «Turks fruit».

Después de otros tres largometrajes holandeses con Verhoeven que se convirtieron en éxitos artísticos en los Estados Unidos, Hauer arrancó una carrera en Hollywood, empezando con un papel como terrorista en la película de suspenso de Sylvester Stallone de 1981 «Nighthawks».

En los años 80, Hauer se inclinó más a las cintas de acción, como «Ladyhawke» (1985), «Flesh & Blood» (1985), «The Hitcher» (1986), y «Wanted: Dead or Alive» (1986).

Su mayor triunfo artístico se produjo en la producción italiana de Ermanno Olmi «La leggenda del santo bevitore» (1988); dando un giro al hacer el papel de un borracho sin hogar que encuentra la redención en París. Esta película obtuvo el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia.

Rutger Hauer en «La leggenda del santo bevitore».

Durante los años 90, Hauer se inclinó por roles más rutinarios en producciones estadounidenses e internacionales y interpretó al vampiro Lothos en la versión original de la película «Buffy the Vampire Slayer».

Debutó en la pantalla chica como el oficial nazi Albert Speer en la adaptación para cine de 1982 del libro de Speer «Inside the Third Reich». Su trabajo en televisión más admirado fue en proyectos que giraron en temas de la Segunda Guerra Mundial: recibió nominaciones al Globo de Oro por su actuaciones como el líder de una revuelta en un campo de concentración en «Escape From Sobibor» (1987) y un oficial de las SS en el drama del universo alternativo «Fatherland» (1994).

Rutger Hauer en «Escape from Sobibor».

Nació el 23 de enero de 1944 en Breukelen, Países Bajos, cerca de Amsterdam. A pesar de que ambos padres eran maestros de teatro, tomó una ruta difícil hacia el oficio. Se escapó de su casa a los 15 para unirse a la marina mercante holandesa; después de regresar a Ámsterdam en 1962, estudió actuación por un tiempo, pero la abandonó para enlistarse en el ejército.

Finalmente, comprometiéndose con el escenario, se convirtió en miembro de la compañía experimental itinerante Noorder Compagnie, en la que actuó, dirigió y se desempeñó como diseñador de vestuario y traductor durante varios años.

Su gran oportunidad se produjo en 1969, cuando Verhoeven le asignó el papel principal de «Floris», un caballero parecido a Ivanhoe que se ve envuelto en una intriga de la corte a su regreso de las Cruzadas. El show resultó ser muy popular, y Hauer repitió su rol en un reboot de 1975 de la serie, «Floris von Rosemund».

Rutger Hauer en «Floris».

Hauer causó una gran impresión como Batty en su segundo largometraje estadounidense «Blade Runner», una adaptación de «Do Androids Dream of Electric Sheep?» de Philip K. Dick. Escribió su propio diálogo para el clímax de la película con su adversario Ford. Aunque la cinta fue un fracaso en ese momento, hoy se ha convertido en un hito, en gran medida debido a la electrizante actuación de Hauer.

«The Legend of the Holy Drinker», de Olmi, le trajo posiblemente los mejores comentarios de su carrera, pero no logró atraer una gran atención más allá de las audiencias de quienes gustan de cine de arte, y Hauer pronto se enfocó en su familia, haciendo unos pocos roles actorales de apoyo, varias de los cuales fueron directos al video casero.

Participó activamente en causas sociales como patrocinador de la organización ambiental Greenpeace y como fundador de Starfish Association, una organización sin fines de lucro dedicada a la concientización sobre el SIDA.

Le sobreviven su segunda esposa de 50 años, Ineke ten Cate, y una hija, la actriz Aysha Hauer, de su matrimonio con Heidi Merz.

Tags:

Related Article