fbpx

El surrealismo europeo tuvo nombre: Salvador Dalí. Este pintor español de ‘confusas ideas estéticas’, cuyo método fue llamado: paranoíco-crítico, que logró trasladar al lienzo el universo onírico al ojo del espectador.

Se definió a sí mismo como “perverso, polimorfo, rezagado y anarquizante”; su vida fue inquieta, tal vez por el afán de conocerlo todo o quizás por su curiosidad precoz. La vida de Dalí se asemeja a la vida de varios artistas e intelectuales de aquella época: rebelde, iluminada, desgarrada y apasionada, donde transitaría por varias corrientes para encontrarse con la que le daría el mérito artístico. Su extravagancia definiría su corriente, su obra tendría raíces profundas basado en los fenómenos delirantes.

Dalí y surrealismo transgresor se convertirían en uno solo, en el especialista de engañar a la mente por medio de pinceladas, en el fundador de la lúgubre estética, de la extravagancia de lo inconsciente. Puede que, para algunos, sea tremendamente ególatra fundar su propio museo, pero hay que hacerle justicia a la verdad y la verdad es que Dalí es uno de los más grandes artistas que ha parido el siglo pasado.

Es por eso por lo que, con la ayuda de la Inteligencia Artificial, crearon la versión interactiva del artista en tamaño natural, esto se dio gracias a 125 vídeos interactivos que al unirse presentan 190.512 posibilidades de conversación, es decir, que quienes lo visiten tendrían una conversación ‘virtual’ con Dalí.

Recibe al público con un ¡Bienvenido! Estoy feliz de regresar y la experiencia se cierra con un Antes de que te vayas, ¿te gustaría tomarte una fotografía conmigo?, es ahí cuando el virtual Dalí se pone en posición de selfie y captura la imagen y la envía en mensaje de texto a sus interlocutores.Es que, “los genios no tenemos derecho a morir” y la tecnología nos ayuda en eso de la ‘eternidad’.

Tags: , , , ,

Related Article