fbpx

Hacia finales de la década de los setenta y principios de los ochenta, hubo un auge tanto en la construcción como en la inauguración de nuevos espacios destinados a lo que hoy es un centro comercial.

Y no precisamente se iba de paseo, como se acostumbra en estas épocas, cuando se inauguraron todos estos centros comerciales, en ese entonces, eran enormes construcciones donde el objetivo era hacerlos lejos o fuera de la zona centro de la Ciudad de México.

Plaza Universidad.

Empezaremos por mencionar el primero que se construyó, y ese fue, Plaza Universidad, a finales de la década de los sesenta.

Era un rumbo lejano a la ciudad, para evitar congestionamientos, tanto vehiculares como de gente.

Plaza Universidad.

Se inaugura un 15 de octubre de 1969, siendo dos tiendas principales las que lo conforman; una es Sears, y la otra es Sanborns. En dicha inauguración aparecen en escena, el presidente de la República de aquella época, Lic. Gustavo Díaz Ordaz, y el entonces Regente de la Ciudad, Alfonso Corona del Rosal, acompañados de uno de los dueños de Sears y el Jefe de relaciones públicas de la tienda.

Se decía en ese entonces, que Plaza Universidad era el centro comercial más grande de todo México, pues tan solo contaba con 1,500 lugares en su estacionamiento, imagínense nada más.

Era una locura ver tantas tiendas, tanta gente pasar y pasar y una gran cantidad de carros en el estacionamiento y queriendo entrar al lugar para conocerlo, recorrerlo y comprar lo que se pudiera comprar.

El arquitecto que lo construyó fue Juan Sordo Madaleno, mismo que también estaba presente en la inauguración.

Enseguida hubo otro que se construyó por parte del mismo arquitecto, de Juan Sordo Madaleno, hacia el norte de la ciudad, en Ciudad Satélite, en el municipio de Naucalpan.

Este centro comercial es llamado Plaza Satélite, lejano en aquel entonces para muchos citadinos, pues estaba muy al norte y por eso toda la zona es llamada Ciudad Satélite.

Plaza Satélite.

Se empezaba a poblar la zona, era un lugar de lujo, de casas grandes, de importantes empresas, y llegaba así un gran centro comercial, este lo llamaron el más grande de América Latina.

Se inaugura un 13 de octubre del año 1971, por el entonces presidente de la República, Lic. Luis Echevarría Álvarez, junto con el Gobernador del Estado de México, Carlos Hank González.

La construcción es gracias o con la participación de Sears, Liverpool y de Paris Londres; estas tiendas fueron la causa principal de llevarlo a cabo.

Muchas eran las tiendas que lo conformaban, de todos tipos y tamaños, tiendas grandes que abarcaban gran parte del centro comercial, un amplio estacionamiento, una vista increíble.

La gente quería pasar a ver todo, a recorrer pasillo por pasillo, a visitar tienda por tienda y a comprarlo todo.

En esa misma década empiezan a aparecer más centros comerciales, muchos de ellos fueron construidos por lo que ahora es Grupo Frisa, uno de los desarrolladores más importantes del país.

Hacia 1974, al norte de la ciudad de México, en el fraccionamiento Valle Dorado, aparece Multiplaza Valle Dorado, de igual forma, con grandes tiendas, bancos, estacionamiento, etc.

De esa misma constructora o desarrolladora, aparecen más multiplazas, todas en el norte de la ciudad de México; en 1976 está Las Alamedas, en 1977 Plaza Bosques.

Y en 1981 aparece otro gran centro comercial, se trata de Perisur; éste, como su nombre lo indica, hacia el sur de la ciudad de México.

Perisur
Perisur.

Les contaré que eran terrenos de Emilio Azcárraga Vidaurreta, dueño de Telesistema Mexicano, en ese entonces, mismos que le vende a Gabriel Alarcón, el dueño de El Heraldo de México, uno de los periódicos más importantes de aquella época, y la venta es porque El Sr. Azcárraga ya no cuenta con capital suficiente para sustentar la construcción del nuevo estadio, El Azteca.

De igual forma que Plaza Satélite, Perisur lo construye la firma de Juan Sordo Madaleno Arquitectos.

Se inaugura durante el verano, y entonces Perisur pasa a ser el tercer centro comercial de la ciudad de México y ahora el más grande de América Latina; más tiendas, mayor capacidad, mayor longitud y con más de 7,000 lugares de estacionamiento.

Estos centros comerciales han marcado una nueva etapa, una nueva época y una nueva forma de comprar, de disfrutar las compras, pero vuelvo a comentar, no eran los paseos que habitualmente hoy se hacen, antes sí se iba era para comprar.

Han hecho una infinidad de centros comerciales, pero no de gran tamaño ni con las características que estos tienen, ya que ahora son otros tiempos y otra es la época, sin duda, cada quien comenta de la suya.

Por Arturo Trejo.
@cronicabanqueta

Tags:

Related Article