fbpx

Un año más de la despedida de The Beatles

The Beatles se despidió de los escenarios un 29 de agosto pero del año 1966 en el Candlestick Park de San Francisco, California ante 25 mil fans.

Con la exigencia de apenas una plataforma cuadrada en medio del terreno y, sobre todo nada gladiadora, sin un gran diseño de iluminación, producción, ni de visuales 3D, pero con el ambiente propio de un concierto de rock pop, The Beatles ofrece su último concierto el 29 de agosto de 1966, cerrando la gira americana en el Candlestick Park de San Francisco, California.

En punto de las 20:00 horas el espectáculo comenzó y las bandas teloneras subieron para provocar el ambiente. Se trataba de The Cyrkle, The Ronettes y The Remains.

Un año más de la despedida de The Beatles
John Lennon en el concierto de despedida de The Beatles.

The Beatles subieró al escenario a las 21:27 e hicieron sonar estas 11 canciones: «Rock And Roll Music», «She’s A Woman», «If I Needed Someone», «Day Tripper», «Baby’s In Black», «I Feel Fine», «Yesterday», «I Wanna Be Your Man», «Nowhere Man», «Paperback Writer» y «Long Tall Sally».

Pero algo inédito ocurrió, algo que no se conocía. Al parecer aquí tenemos unos de los primeros registros de una “selfie” en la historia de la fotografía. El grupo sabía que iba a ser su último concierto, entonces John Lennon y Paul McCartney subieron una cámara al escenario y se tomaron fotos con la multitud, el resto del grupo, y ellos mismos con el brazo extendido, ¿sorprendente, no?

La capacidad del estadio de fútbol era para 42,500 personas, pero sólo 25 mil entradas se vendieron, dejando grandes secciones de asientos vacíos. Los aficionados pagaron entre $4.50 y $6.50 dólares por boleto y la cuota de The Beatles fue de alrededor de $90 mil dólares. Eso quiere decir que la venta de entradas bajas y otros gastos inesperados fue una pérdida financiera para Tempo Productions.

Finalmente te compartimos un video del recorrido de The Beatles, que abarca desde que descienden del avión hasta el escenario del estadio. Incluso, podemos ver como los fans eufóricos que se saltaban las vallas con el afán de estar cerca del cuarteto, eran perseguidos por el equipo de seguridad. Algo parecido a lo que vemos en los partidos de fútbol en la actualidad:

Por Beto Gutiérrez