fbpx

Hubo un antes y después en la trayectoria de The Beatles. Los muchachos dejaron a un lado la pubertad y tomaron las riendas como hombres.

Al paso del tiempo fue cada vez más evidente un cambio en el estilo musical de The Beatles, la lírica y música de sus producciones era cada vez más compleja y profunda. Algo ocurrió y ya no hubo marcha atrás.

¿Pero, qué fue lo que pasó?, ¿por qué fue tan abrupto este cambio? Existen documentos y escritos de John Lennon donde reporteaba lo que vivían y en uno de esos revela este cambio.

Se trató de un encuentro arreglado por el periodista Al Aronowitz, entre Bob Dylan y el famoso cuarteto, el 28 de agosto de 1964 en el Hotel Delmonico, Nueva York. Tal encuentro cambió el rumbo de la música.

Esta fue la gran oportunidad del señor Dylan de ofrecerles a los jóvenes un toque de marihuana (presuntamente) por primera vez.

Ese día, The Beatles venían de tocar un concierto en el Forest Hills Tennis Stadium de Nueva York, mientras que Dylan se encontraba en la ciudad. Tras ser presentado por el escritor Al Aronowitz, amigo mutuo de ambos, al llegar a la suite Dylan pidió que le trajeran algo de vino barato y mientras esperaban, Dylan sugirió que fumasen; no precisamente tabaco, sino algo verde y orgánico. El agente del grupo. Brian Epstein. y The Beatles se miraron los unos a los otros nerviosamente. También, dentro de esta historia hay un momento épico, y John Lennon lo redactó en su reporte.

John Lennon reportó:

“Bob Dylan creía que el coro de “I Want to Hold Your Hand” que dice “I can’t hide” (“No puedo esconderme”) en realidad decía “I get high” (“Me ‘elevo’”). Vino y nos dijo: “Bueno, muchachos, traigo muy buena yerba”. ¿Cómo podía caerte mal un tipo así? Creía que usábamos drogas. Fumamos y nos reímos toda la noche. Bob se la pasó contestando el teléfono con la frase: “Aquí está la Beatlemanía al habla”. Era ridículo. No recuerdo muy bien de qué hablamos; sólo estábamos ahí siendo rocanrroleros, fumando marihuana, bebiendo vino y pasando un buen rato; algo surreal. Recuerdo un momento en que Dylan traía demos de sus canciones y nos puso algo y me decía: “Hey John, escucha la letra” y yo le dije: “¿La letra? ¿A quién le importa la letra? Estamos fuera de nosotros mismos ¿y tenemos que poner atención a letras? ¡Escucha el ritmo! ¡Eso es todo!”.

El resultado final del encuentro fue que, a partir de ese momento, The Beatles dejaron atrás sus canciones infantiles y cambiaron su percepción. Se rumoreó que no fue la primera vez y no es de dudarse. Creo que lo que aquí ocurrió es que fue un encuentro importante en el mundo de la música y del espectáculo.

Tags: ,

Related Article