fbpx

Cine Clásico | Goodfellas (Buenos Muchachos)

#CineClásico #MartinScorsese

Calificación: 9/10

Goodfellas (Buenos Muchachos) es una película de 1990, dirigida por Martin Scorsese. Está basada en la novela de Nicholas Pileggi, relata la vida del mafioso Henry Hill adoptado por la mafia Siciliana en Brooklyn de los años 70.

SINOPSIS DE GOODFELLAS (BUENOS MUCHACHOS)

Review: Goodfellas - Slant Magazine

Goodfellas (Buenos Muchachos) relata la vida de Henry Hill (Ray Liotta) estuvo relacionada, desde su infancia, con la mafia siciliana que dominaba Brooklyn de los años setenta.

Junto a su esposa Karen Hill (Lorraine Bracco) y sus compañeros de la mafia Jimmy Conway (Robert de Niro) y Tommy DeVito (Joe Pesci) se ganan el respeto y el miedo.

Mientras cometen crímenes, robos y sobornan a todo el que puedan. La vida de Henry Hill se convierte en una espiral descendente hacia el abismo y deberá proteger su vida.

VIDAS CAÓTICAS Y DESPERDICIADAS

Goodfellas – Plano americano

Goodfellas (Buenos Muchachos) como muchas películas de Gángsters relatan la gloria y la caída de cada uno de los miembros de la mafia.

Lo hizo «American Gangster» con Denzel Washington, lo vimos también en «Gangster Squad» de Ruben Fleischer, lo sufrimos en «Scarface» con Al Pacino, en «The Godfather» por supuesto, incluso en series como «The Sopranos«.

En cada una de estas y otras cintas que relatan historias sobre la mafia o sobre gángster, sabemos que algo no va salir bien, y efectivamente, nada sale bien.

Pero en Goodfellas (Buenos Muchachos) ocurre algo muy distinto a pesar que la narrativa es similar a todas las historias. El director Martin Scorsese nos ofrece una cinta en la que no sabes que esperar, cada escena, cada plano, cada fotograma es inquietante y asombroso.

MEMORIAS DE MIS GÁNGSTERS TRISTES

Cine en tu cara: Goodfellas - 1990

Nunca una película sobre la mafia, con una violencia tan explícita, el uso y venta de drogas, crímenes y sobornos, había logrado una emoción tan genuina por sus protagonistas, aún cuando se dediquen a una vida criminal.

La narrativa de esta cinta es tan fina, elegante, soberbia, con la mejor dirección y ritmo que se haya visto.

Revisiting the Astoria, Queens, Locations of “Goodfellas” 30 Years Later |  by Nick Riccardo | Medium

Henry Hill comienza narrando su primer crimen con la mafia Siciliana. Nos remontamos a su infancia y juventud el cual aborda los problemas de familia de Henry y su deseo de ser un mafioso. Lo que le llevaría a trabajar con la mafia desde finales de los sesenta en aquel Brooklyn caótico dominado por mafias.

Todo el sentimiento, el peligro y las traiciones vividas por Hill fueron narradas al periodista Nicholas Plieggi quien escribió «wiseguy: Life in a Mafia Family» el cual se convirtió en un best-seller y colaboró con Scorcese en el guión de la cinta.

La retrospectiva en Goodfellas (Buenos Muchachos) cuando Henry Hill recuerda su adolescencia en el barrio. Mientras observa por la ventana como un espectador únicamente, a los demás jóvenes de su barrio conseguir dinero, autos y mujeres.

Esa escena contemplativa va más allá de una estética decorativa. Simboliza, en primer lugar la última vez de calma en la vida de Henry y por último, el distanciamiento que siente Henry por su propio barrio siendo él, migrante Irlandés.

Y a nosotros como espectadores nos está invitando a esa complicidad que nos acerca a su personaje, sin condenarlo o juzgarlo.

BUENOS MUCHACHOS

One of the most famous scenes in 'Goodfellas' is based on something that  actually happened to Joe Pesci | Business Insider

Goodfellas (Buenos Muchachos) es una película larga. Se toma su tiempo para explorar a los personajes, para detallar acciones, emociones incluso recuerdos que servirán de impulso para la trama central.

Pero aquí no se habla de crimen, no se especula, ni se hace apología de la violencia. Por el contrario, un testimonio directo y certero de lo que es vivir dentro de la Mafia italiana en el corazón de Brooklyn.

Todos los personajes se sumergen en una lenta pero cadenciosa expresión de fraternidad ante un peligro invisible e impredecible. Con cada acto se condenan, sin poder redimirse, aún cuando aquellos actos parecen ser afortunados.

Goodfellas (Buenos Muchachos) es y debe ser una de las mejores películas de mafia, pero sobre todo de las mejores de Martin Scorsese.

En esta cinta convergen varios de los mejores actores de la generación Robert De Niro, Joe Pesci, Paul Cícero, quienes apadrinan bien a Ray Liotta que en su exageración primaria, logra crear una evolución dramática y consistente hasta la última parte.

Sobre Scorsese, el famoso crítico de cine Roger Ebert dijo:

Muchas de las mejores películas de Scorsese han sido poemas sobre la culpa.

SOBRE LA CULPA

How 'Goodfellas' Serves As the Bridge Between 'The Godfather' and 'The  Sopranos' - The Ringer

La magia de Scorsese para narrar historias, para evocar sensaciones que resultan contradictorias, aún con la violencia de las imágenes nos sentimos atraídos por la estructura bellísima de su dirección.

Tan solo en «Mean Streets» el personaje de Harvey Keitel, en «Afterhours» con Griffin Dunne o incluso «The Last Temptation of Christ» que muestran héroes derrotados, personajes humanos, vulnerables y frágiles.

Pero aquí no se explora la culpa por la elección equivocada. Se explora la culpa del protagonista, Henry Hill, por no defender su lealtad con la mafia. Desde la decadencia, una reacción de decisiones que son equivocadas y que generan inmediatamente una cadena de intranquilidad y caos.

Goodfellas' Movie Facts: 20 Things To Know About The Classic Film | Complex

Y es que ahí en la culpa que corroe a Henry, no opta por la redención, si no por seguir el código de la Mafia.

Finalmente, cuando llega la decadencia, la culpa permanece y se busca una salida. Pero no por encontrar el perdón, porque ese deseo de delinquir y del peligro no desaparece. Henry lo sabe muy bien.

Es más bien una exploración profunda del sentido de pertenencia, de los valores que representa el compañerismo, la fraternidad, la lealtad, aunque resulte cuestionable el medio donde crecen esos valores, pero eso no importa.

Cuando se disecciona la intimidad y como nos arrastra hacia ese vacío de culpa, de equivocaciones, de dudas. Pero siempre hay alguien que nos tiende sus brazos. Realmente, no juzgamos, tomamos lo que nos ofrece aún cuando sean cuestionables sus acciones.

Photo of author

Prince W. Cantodea

Escritor desde 1999. En LookingBack desde 2018. Novelista y guionista. He escrito 3 novelas, un poemario, 14 cuentos, 3 ensayos y 4 guiones de cine. Publicado en varias revistas y diarios de México y España.