fbpx

GM EV1, el primer auto eléctrico

En los últimos años, los autos eléctricos han tenido mucha relevancia, principalmente como la mejor solución para el cambio climático.

Sin embargo, sus inicios se remontan al siglo XIX, cuando algunos fabricantes buscaban la forma de hacer funcionar sus vehículos. En esos tiempos, esa tecnología no prosperó.

Fue hasta el siglo XX, cuando General Motors desarrolló un auto con las características necesarias para poder llevarlo a la producción en masa.

GM EV1

Todo comenzó en la década de los 90, cuando se promulgó en Estados Unidos la ley ZEV Mandatory. Básicamente obligaba a los fabricantes a ofrecer al menos 2% de sus autos con características “cero emisiones”.

Los fabricantes iniciaron una batalla legal contra la nueva norma, pues los avances en tecnología eléctrica eran prácticamente nulos.

Mientras la demanda estaba en proceso, General Motors decidió probar suerte y lanzó un auto completamente revolucionario.

El EV1

El GM EV1, es un biplaza diseñando específicamente para ser un auto eléctrico.

Contaba con un paquete de 26 baterías que se recargaban completamente durante la noche o al 80% con una carga rápida de tres horas.

El EV1 podía acelerar de 0 a 100 km/h en solo 9 segundos.

En equipamiento y tecnología, el EV1 incorporaba avances asombrosos para esos años: cristales eléctricos, aire acondicionado, control de temperatura programable, estéreo con CD, sensor de presión de llantas, dirección asistida, frenos antibloqueo, entre muchas otras.

El Final

La batalla legal entre los fabricantes de autos y el gobierno favoreció a la industria automotriz, pero acabó con el sueño del EV1.

La Ley ZEV Mandatory fue anulada y los autos de combustión ganaron la batalla.

General Motors, con el argumento que el EV1 hacía que perdiera mucho dinero, los retiró de circulación.

En 2001 GM destruyó casi todas las unidades, dejándolas como chatarra en el desierto de Arizona. Solo quedaron unas pocas unidades destinadas a museos.

El EV1 de General Motors es fundamental en la historia de la industria automotriz, pues además de ser el primer vehículo eléctrico de la historia moderna, sirvió de inspiración para la creación de la marca Tesla.

Foto del autor

Luis Mondragón

Amante de los autos y apasionado de la velocidad.