fbpx

Maserati México

Aprovechando el mes de la bandera, vamos a conocer la historia de un lujoso auto italiano nombrado así en honor a nuestro país.

En 1966, durante el Motor Show de París, uno de los eventos automovilísticos más importantes y exclusivos del mundo, se presentó Maserati México, un vehículo GrandTour.

Maserati México

En aquellos años, uno de los más finos.

¿Y ese nombre?

Existen varias hipótesis de la razón de haber usado el nombre de nuestro país para un auto italiano.

La más famosa cuenta que en conmemoración de la victoria del equipo Maserati de la mano del piloto John Surtees en el Gran Premio de México de 1966, la marca dedicó el auto a nuestro país.

Sea cual sea la verdadera historia, lo que cierto es que las líneas rectas y elegantes de la carrocería lo convierten en uno de los autos más hermosos de esa época.

El lujoso interior del Maserati México incluye cuatro asientos de piel, ventanas eléctricas, tablero de madera, faros de yodo y aire acondicionado.

Aunque este nivel de equipamiento se puede ver en muchos autos de gama media de la actualidad, estamos hablando de un auto de los años sesenta.

De hecho, este auto fue el primer Maserati en equipar frenos de disco ventilados en las cuatro ruedas.

En cuanto al desempeño, el México lleva un gran V8 de 4,2 litros. El mismo del Maserati Quattroporte.

Capaz de generar 260 caballos de potencia que lo llevan a una velocidad máxima de 250 km/h.

Del Maserati México solo se produjeron 480 unidades, lo que lo convierte en un auto bastante codiciado entre los coleccionistas.

Foto del autor

Luis Mondragón

Amante de los autos y apasionado de la velocidad.