fbpx

Volkswagen Combi, una gran historia

La Combi, Transporter, VW bus, microbús o cualquier nombre por el que se le conozca tiene el título del vehículo comercial más producido de la historia.

El 8 de marzo de 1950, salió la primera Transporter de la línea de montaje de Volkswagen en Wolfsburg.

El inicio de una leyenda

Todo comenzó en los años cincuenta, cuando la economía las pequeñas empresas en Europa demandaban un vehículo confiable y económico, pero más grande que el Sedán (Vocho).

Fue así como la marca alemana, lanzó la propuesta de un vehículo con el motor en la parte trasera, el conductor en la parte delantera y entre ambos, mucho pero mucho espacio.

Su mayor ventaja, su capacidad de cargar hasta 750 kilogramos y su fácil acceso a la zona de carga gracias a dos puertas laterales, una de cada lado.

Con esas características fue lanzada la primera Kombiwagen en 1950.

Volkswagen Combi

Poco a poco, la marca fue experimentando con distintas configuraciones en su interior, y pasó de ser un vehículo de carga a un vehículo versátil capaz de llevar hasta 11 pasajeros.

La segunda generación llegó en 1967, con un nuevo frente sin la típica “V”. También hubo más cambios al interior, como una rejilla que permitía la entrada de aire para refrescar la cabina.

Volkswagen Combi

Hasta ese entonces, se habían construido más de dos millones de Combis en la planta de Hannover, Alemania.

A partir de 1979, con la tercera generación, la producción se dividió hacia la planta de Sao Paolo en Brasil, donde se mantuvo hasta 2013.

La tercera generación llegó en 1979, con una imagen más moderna que encajaba perfectamente con la moda de los ochenta. Es importante mencionar que esta generación no se vendió en México, pues en su lugar se vendió la Combi de segunda generación.

En la nueva imagen, destacan cambios en sus dimensiones, pues esta tercera generación es más ancha, larga y alta. Esto se ve reflejado en el espacio para los pasajeros y carga.

En la versión de 1985, la Combi agregó muchas mejoras y motores de diésel y gasolina con excelentes prestaciones.

En 1990 llegó una nueva generación con un concepto totalmente distinto.

Además de los cambios en la configuración del motor, tuvo cambios importantes en la suspensión, lo que hacía que su manejo fuera muy parecido al de un automóvil.

Finalmente, en 2001 dejó de venderse en México la segunda generación y el mercado se puso a la par del resto de los países.

La cuarta generación, bajo el nombre de Eurovan, tenía un nuevo concepto.

Por primera vez, el motor al frente y los pasajeros atrás. Esto la hizo aún más parecida a un automóvil.

En 2003 la quinta generación fue más bien una especie de rediseño de su predecesor. Se mejoró el interior para darle más comodidad a los pasajeros. Esta vez la “Combi” ya no era principalmente de carga, sino de pasajeros.

Presente y Futuro

La generación actual apareció en 2015.

Muchos cambios y mejoras llegaron con esta sexta generación, desde sistemas de infoentretenimiento hasta nuevos motores diésel disponibles.

También algunas mejoras de seguridad, como dirección asistida electromecánica y más bolsas de aire para los ocupantes.

A lo largo de las seis generaciones de este versátil vehículo y a 72 años de su aparición, se han producido más de 11 millones de unidades.

La siguiente generación regresará como vehículo eléctrico y con el nombre de ID.Buzz.

Estará disponible en dos versiones, pasajeros y de carga. Además, promete una gran autonomía y tecnología de conducción autónoma.

Foto del autor

Luis Mondragón

Amante de los autos y apasionado de la velocidad.