fbpx

Review | Chilangolandia

Calificación: 8/10

«Chilangolandia» es la ópera prima del director mexicano Carlos Santos. Una ingeniosa y entretenida comedia de confusiones, de variedad de situaciones con una dirección ágil y una edición precisa. Así es como el Director muestra a corazón de la Ciudad de México con una franqueza psicológica y un encanto patriótico. Una película mexicana estrenada en Amazon Prime que resulta ser una agradable e irreverente pintura del México Surrealista.

Entre corrupción, narcotráfico y fútbol se mezclan estos elementos que nos remontan hacia dramas actuales y tragicomedias de televisión, que nos muestra personajes cotidianos, sumidos en la pobreza y la desesperación.

Reseña: Chilangolandia - Chingar, ser chingado y reírse porque así es esto  | Código Espagueti

Un conjunto de historias se verán vinculadas casualmente entre la comedia y la tragedia. Al principio nos adentramos en la vida de Ramiro (Silverio Palacios) un taxista que está convencido de que su suerte cambiará cuando su sobrino «El Chulo» (Pierre Louis) se convierta en la promesa del Fútbol.

En la otra historia Carmen (Liliana Arriaga) y Miguel (Aarón Aguilar) quienes también, sumidos en la pobreza, de repente por un golpe de suerte Miguel es confundido con otra persona y le entregan un maletín de 10 millones de pesos de un corrupto Diputado Fonseca (Carlos Corona) que sobresale y merece una gran ovación con esta actuación.

Lo que ocasiona un conflicto entre todos los personajes, una manera muy divertida de acercarnos a las comedias de las equivocaciones que eran tan populares en el teatro clásico.

Chilangolandia (2021)

Con esta confusión se entretejen diversas situaciones muy ingeniosas, algunas surrealistas y exageradas, pero la cinta es tan ágil y bien editada, que no parecen tomarse mucho en cuenta, pues es entonces que la próxima escena es más atractiva que la anterior.

«Chilangolandia» es por sí misma una obra contemporánea y trascendental. Como en su momento lo fue «Sexo, Pudor y Lágrimas» o como lo hizo «Matando Cabos»; incluso podría decir que tiene un estilo frenético y alocado, como las típicas comedias absurdas de Austin Powers, Steve Martin o Bill Murray en sus personajes más ingenuos y divertidos.

Me recuerda mucho las famosas y sarcásticas columnas de Jorge Ibargüengoitia en los años sesenta y setenta en el diario Excelsior de aquellos años, cuya trascendencia cultural aún hoy en día parecen vigentes en el México actual. Bien podría ser un guion escrito por Ibargüengoitia, con esa ironía y precisión en el estudio sociológico de las masas.

Chilangolandia

La cinta es tan equilibrada entre la comedia y la tragedia, que se siente viva, como si fuera un pedazo de realidad ante nuestros ojos. Sorprende y entretiene. ¿Y si fuera el caos lo que nos enloquece? ¿Es esa capacidad para intentar sobrevivir? Aunque la cinta no pretende profundizar ni dar respuestas a las cosas cotidianas de la ciudad.

Porque bien podría centrarse en otras ciudades incluso otros países, pero México, sobresale por lo radiante, lo colorido y lo folclórico de su barrio, su gente incluso del humor que maneja la cinta, es bastante agradable sin caer en chistes simples.

Los personajes son bien definidos, con su personalidad envolvente y mostrando una evolución moral y social, correspondiente a sus acciones y su entono en el que se desarrollan, aunque claro, hay casualidades que parecen muy afortunadas, pero es parte de lo divertido del guion, es una comedia absurda pero desde la Ciudad de México.

Quiénes son los actores en Chilangolandia, película mexicana | Reparto

«Chilangolandia» es una eterna pugna por el poder y el dinero. Los de abajo sobreviviendo día con día. Pero sin romantizar la pobreza ni envilecer a los poderosos, aunque claro, existe sutilmente esa crónica entre la lucha de clases, pero que no se toma tan en serio, al ser una comedia y no una crítica, simplemente Carlos Santos hace un retrato de las cúpulas de poder, satiriza la sociedad actual, con mucho ingenio compone y descompone un terreno que parecía ya había sido recorrido por completo.

Entonces logra recrear con «Chilangolandia» una odisea entre diversos personajes tan peculiares y extravagantes como divertidos y a la vez muy humanos y creíbles en sus emociones o sentimientos.

«Chilangolandia» es una grata sorpresa en estos tiempos de fragilidad, de pandemia y sobre todo de una realidad complicada, que demuestra que hay cosas que se están haciendo bien y que ofrecen una historia refrescante para mostrarnos esperanza, que aún hay mucho en esta ciudad que puede ser retratado de manera original.

Chilangolandia (2021)

Sobresale el cameo breve pero contundente de Luis Felipe Tovar como un ladrón bastante inteligente y original en sus robos, se roba la película y su personaje es el más divertido.

Definitivamente, «Chilangolandia» es de las mejores películas mexicanas que verás este año.

Foto del autor

Prince W. Cantodea

Escritor desde 1999. En LookingBack desde 2018. Novelista y guionista. He escrito 3 novelas, un poemario, 14 cuentos, 3 ensayos y 4 guiones de cine. Publicado en varias revistas y diarios de México y España.