fbpx

«Las películas de superhéroes han arruinado al cine y a la cultura»: Alan Moore

Alan Moore y Las películas de superhéroes

«Las películas de superhéroes han arruinado al cine y a la cultura»: Alan Moore

En 1939 nacería el primer cómic catalogado como el abuelo de los ‘cómics de Marvel’, un ‘patriarca’ que tiene como legado a súper héroes que se han convertido en iconos casi a nivel global, pues, si revisamos desde su punto de inicio hasta la actualidad, el mundo del cómic no se limitó al recuadro de las viñetas de una revista mensual. Con el tiempo saltó a la televisión, al séptimo arte, al mundo de los vídeo juegos, a la industria de la juguetería, accesorios escolares y eventos importantes de cosplay, lo que lo ha llevado a convertirse en tema imprescindible en nuestra cultura pop.

No solo eso, también ha sido objeto de estudio -por llamarlo de alguna forma- a nivel filosófico, cultural y social, que toman como base el contexto histórico en el que se desarrollan las viñetas, hasta el perfil psicológico del héroe y el villano.

Es interesante que un producto que se supone va dirigido a un público infantil, tenga un público adulto. Si vamos al detalle de cada historieta a la par de cada evento nuestra historia, entonces no se nos haría extraño el por qué un soldado norteamericano en los albores de la guerra los haya leído.

Ahora bien, con las declaraciones de Alan Moore -uno de los grandes en la novela gráfica negra- hace que nos cuestionemos sobre la evolución/involución del súper héroe visto desde la perspectiva del séptimo arte en nuestros días.

Según sus declaraciones para la revista Deadline, afirma que: “los súper héroes se inventaron a finales de la década de 1930 para los niños y son perfectos como entretenimiento para eso, para niños. Pero si intentas hacerlo para un público adulto, es realmente grotesco”.

Moore, quien está trabajando en un nuevo proyecto (The Show), también dice que: “han arruinado el cine y la cultura hasta cierto punto” (…) “Eso parecía de hablar de una especie de anhelo de escapar de las complejidades del mundo moderno y volver a una infancia nostálgica y recordada”.

En eso último estoy de acuerdo con el señor Moore, pero difiero con la razón, la sociedad está ‘infantilizada’ pero por otros motivos que son más bien de corte político.

Ahora cabe preguntarse: ¿los cómics son exclusivos para niños?; ¿qué arruina el cómic adaptado al cine, que vaya dirigido a un público más maduro o un pobre arco argumental que gira en la ideología de moda? Quizás lo que esté arruinando al cómic hecho película, es que lo que se supone es simple entretención lo estén metiendo en una ‘guerra cultural’.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email