fbpx

Coches de terror

A lo largo de la historia, la industria automotriz ha tenido todo tipo de autos. Algunos han sido todo un éxito y otros un terrible fracaso.

Al final, todo es cuestión de gustos, por encima del precio, el rendimiento y el equipo, si el auto es bonito, la gente lo compra.

Pero a veces son tan feos que la gente también los compra, tal vez para presumir que tienen el carro más feo de todos o para llevarlo a una fiesta de Halloween.

Estos son algunos de los peores diseños automovilísticos.

Pontiac Aztek

Difícil definir si es un SUV o un monovolumen.

Desde su presentación en 2001 no fue bien recibido, por eso su producción terminó apenas 4 años después, en 2005.

El diseño del Aztek estuvo a cargo del diseñador Tom Peters, y al parecer se le salió de las manos la extravagancia en su diseño.

El Aztek regresó al ojo público al convertirse en el auto de uno de los protagonistas de Breaking Bad, incluso se dice que tiene su club de fans y está muy cotizado en el mercado de seminuevos.

AMC Pacer

En los años setenta, la mayoría de los autos eran bastante feos, pero incluso entre los autos feos, el Pacer era aún más feo.

American Motors Company lo lanzó en 1975, afortunadamente su producción duró poco tiempo.

El Pacer era un auto “compacto” pero a la vez no tan compacto, pues era muy ancho. De hecho AMC lo presentó como “el primer auto compacto de cuerpo ancho del mundo”

¡Es el auto de la familia peluche!

Pontiac Trans Sport

Uno más de Pontiac, esta vez una puntiaguda minivan.

En 1990, las minivans no estaban ni cerca de ser el auto más deseado, aun así, Pontiac lanzó su modelo inspirado en la Chevrolet Silhouette.

En ese tiempo Pontiac acostumbraba a diseñar autos un tanto futuristas que afortunadamente terminó en 1997 en favor de un diseño más tradicional.

La Pontiac Trans Sport es la base de la exitosa minivan de Chevrolet, la Venture.

Coches de terror

Fiat Multipla

Probablemente sea el auto más feo del planeta.

No encuentro un aspecto positivo para defender el diseño del Multipla, sin embargo, en cuanto a rendimiento y comodidad interior tiene excelentes calificaciones.

Era un auto realmente amplio y cómodo, con capacidad de transportar hasta 6 pasajeros. Estaba montado en la misma plataforma del Fiat Bravo, lo que lo hacía un auto confiable y económico.

Los italianos fueron conscientes del enorme error en el diseño de este auto y un par de años después fue rediseñado, pero el daño ya estaba hecho.

Afortunadamente jamás se vendió a América.

Coches de terror
Foto del autor

Luis Mondragón

Amante de los autos y apasionado de la velocidad.