fbpx

Convertibles fabricados en México

La temporada de calor está a la vuelta de la esquina y para disfrutarla al máximo, qué mejor que un descapotable.

Cuando las condiciones del clima lo permiten, lo autos convertibles se vuelven super populares, pues son ideales para disfrutar el paisaje.

En la actualidad, existe una amplia variedad de este tipo de vehículos, aunque en su mayoría, los precios no son precisamente accesibles, pues casi todos son importados o catalogados como super deportivos, lo que los hace inaccesibles para los mortales.

Pero no siempre fue así, de hecho, hasta hace pocos años rodaban en las calles de México autos convertibles, de producción mexicana y para nada, catalogados como super deportivos.

Estos son algunos autos de ciudad convertibles y fabricados en nuestro país.

Chrysler Shadow Convertible

A principios de los noventa, Chrysler estaba en un excelente momento, tenía productos que gustaban a sus clientes, sobre todo a los jóvenes.

Uno de esos autos era el Shadow, definitivamente uno de los más deseados de esa época.

Existía la versión GTS, con un poderoso turbocargador para los que buscaban adrenalina. Y para quienes buscaban algo un poco más exclusivo sin sacrificar potencia, estaba el Shadow Convertible, lanzado a partir de 1992 y fabricado en la planta de Toluca.

El Shadow Convertible tenía un potente motor de cuatro cilindros de 2.5 litros capaz de entregar hasta 160 caballos de potencia.

Este auto se ha vuelto bastante escaso, lo que lo convierte en una auténtica pieza de museo.

Convertibles fabricados en México

Chrysler PT Cruiser Convertible

Es, hasta ahora, el último Chrysler convertible fabricado en México. Estuvo disponible para los mexicanos entre el 2004 y el 2008.

Este auto, inspirado en el Airflow de 1934, se caracterizó por su enorme espacio interior, tanto en cabina como en el área de carga, además de un buen nivel de equipamiento.

La versión convertible, a diferencia de la convencional, solo tenía 2 puertas y una barra antivuelco fija.

Mecánicamente, el PT Crusier Convertible lleva un motor de cuatro cilindros y 2.4 litros con 150 caballos de potencia.

Volkswagen Cabrio

Hasta antes de 1996, la producción del Cabrio, siempre había sucedido en Europa. Pero a partir de 1996, Volkswagen decide fabricarlo en la planta de Puebla.

Mecánicamente, esta variante convertible del Golf, es impulsado por un 2.0 litros, capaz de entregar 115 caballos de potencia.

El Carbio estuvo en producción hasta el 2002, cuando apareció un nuevo convertible en la marca, el Beetle Cabriolet.

Volkswagen Beetle Cabriolet

Fue presentado en 1998 como una moderna reaparición del clásico Vochito.

El éxito fue tal, que Volkswagen inmediatamente comenzó a desarrollar nuevas versiones. Fue así, que en 2003 debuta el Beetle Cabriolet, una versión descapotable que tomaría el lugar del auto convertible por excelencia de Volkswagen.

En México solo estuvo disponible con motor 2.0 litros acoplado a una trasmisión Tiptronic de seis velocidades.

Foto del autor

Luis Mondragón

Amante de los autos y apasionado de la velocidad.