fbpx

Los autos de Vladimir Putin

Uno de los hombres más poderosos del mundo, sin duda es el presidente de la Federación Rusa, Valdimir Putin.

Un hombre de esa categoría claramente puede tener, prácticamente lo que quiera y cuando lo quiera, incluidos carros.

LA colección del habitante del Kremlin puede describirse como impresionante pero también algo peculiar.

Estos son algunos de los autos más cotizados de su colección.

Aurus Senat

Una limusina acorazada a prueba de bombas y balas, que la hace casi indestructible.

Se trata de un auto fabricado en Rusia y cuya construcción estuvo supervisada personalmente por Putin. El resultado es Aurus, una marca que espera convertirse en un rival importante para Rolls-Royce y Mercedes-Benz.

El Senat, está plagado de tecnología y sistemas secretos de seguridad que solo Putin conoce.

Al interior, los ocupantes pueden cerrar las cortinas, sin embargo, pueden ver en tiempo real todo lo que sucede al exterior gracias a un sistema de pantallas.

Se sabe también que tiene una salida de emergencia por la parte trasera del auto, y claro, un blindaje capaz de resistir bombas, minas y cualquier tipo de bala.

Los autos de Vladimir Putin

GAZ-21 Volga

Vladimir compró este auto en 2005, al parecer porque era el coche del personal de la KGB y representa algo importante para Putin.

Este enorme auto, fue posiblemente el más lujoso en tiempos de la antigua U.R.S.S., sin embargo, su desempeño no es precisamente bueno, pues está impulsado por un motor 2.4 litros y solo 70 caballos de potencia.

Su gran peso le impide tener una buena aceleración.

Los ejemplares que se destinaban a los empleados de la KGB, tenían un motor de 8 cilindros y 160 caballos, que le permitían alcanzar una velocidad máxima de 170 km/h.

Los autos de Vladimir Putin

ZAZ-968

Este fue el primer auto de Vladimir Putin. Lo recibió de su madre luego de haberlo ganado en la lotería.

Lo condujo algunos años y luego lo vendió a un compañero de la KGB. Años más tarde, ya como presidente lo volvió a comprar para ocupar un lugar especial en su garaje.

En cuando a prestaciones, deja mucho que desear, pues cuenta con apenas 41 caballos de potencia.

Es conocido como el auto soviético más torpe.

Foto del autor

Luis Mondragón

Amante de los autos y apasionado de la velocidad.