fbpx

El verdadero sueño americano

La historia comienza en 1962, cuando Carroll Shelby, un piloto retirado se entró de la producción de un automóvil llamado AC Cobra.

El auto en cuestión era un deportivo de dos puertas que no tuvo el éxito esperado y estaba destinado al fracaso. Carroll compró el proyecto y trabajó en él para perfeccionarlo hasta convertirlo en uno de los autos más importantes de los años 60.

Después de muchas modificaciones, desde cambio de motor, un rediseño de la carrocería hasta adaptarle un diferencial trasero capaz de soportar la potencia del motor.

La configuración final resultó en un motor Ford 427 de 7.0 litros capaz de generar una potencia de 360 caballos. El auto podía alcanzar una velocidad máxima de 257 km/h.

Durante toda la década de los 60, el Cobra logró consolidarse como el deportivo por excelencia en Estados Unidos.

AC Cobra El verdadero sueño americano

Producción para siempre

El Cobra terminó su producción oficial en 1967 sin embargo la euforia que causaba este auto era tal que en los años 80 algunos fanáticos construyeron algunas réplicas que el propio Carrol Shellby aprobó.

Hasta la fecha se siguen construyendo réplicas del auto de todos tipos y precios. La mayoría están fabricados de fibra de vidrio, aunque existen opciones de aluminio o incluso fibra de carbono.

Un Cobra original de los años sesenta actualmente se puede vender en más de un millón de dólares.

Foto del autor

Luis Mondragón

Amante de los autos y apasionado de la velocidad.