fbpx

Lerma, mexicano hasta en el nombre

El VAM Lerma, es un vehículo de los años ochenta, diseñado por mexicanos y fabricado en Lerma, Estado de México.

Lerma

Para entender la historia de este auto y la importancia de la marca en nuestro país, es necesario regresar a mediados de los años cuarenta, 1946 para ser exactos.

En ese año, la Sociedad Mexicana de Crédito Industria (Somex) fundó una distribuidora de Willys-Overland, llamada Willys Mexicana, autorizada para vender autos de la marca Jeep en México.

El siguiente paso se da en 1960, cuando Willys-Overland, propiedad de AMC (American Motors Company), hace un acuerdo para ensamblar y distribuir productos de AMC en nuestro país.

Además, se acordó una participación del gobierno en la marca y más tarde la absorbió completamente y la renombró como Vehículos Automotores Mexicanos (VAM).

Gracias a eso, la compañía pudo comercializar versiones y modelos únicos para México, como el VAM Lerma, que tomó su nombre por la zona en la que se estableció la fábrica en nuestro país.

Un auto innovador en todos los sentidos

La carrocería está inspirada en los hatchbacks, pero ligeramente más grande, podía ser de 3 o 5 puertas.

Al interior se podían encontrar detalles únicos para el auto, pues la mayoría de ellos se hacían a mano y casi de manera artesanal. Esto elevaba bastante el costo de producción y por consiguiente el precio del auto.

Mecánicamente, el Lerma portaba el clásico seis cilindros en línea de VAM, en este caso uno de 4.6 litros, capaz de generar 129 caballos de fuerza.

La transmisión era automática de tres velocidades con la palanca en la columna de dirección.

Esta configuración era más que suficiente para impulsar los 1,490 kg del Lerma.

Solo estuvo disponible entre 1981 y 1983, pues las ventas no fueron lo esperado, el primer año se colocaron 1,853 unidades, mientras que uno de sus competidores directos, el Dodge Dart, vendió 30,576.

Lamentablemente la crisis de inicio de los 80 que se vivió en el país, prácticamente obligó a Somex a deshacerse de los activos de VAM, así la prometedora marca mexicana de autos se extinguió con más de 270 mil autos vendidos.

Photo of author

Luis Mondragón

Amante de los autos y apasionado de la velocidad.